Nueva obligación del registro de salarios

Si tienes personal contratado, tienes que llevar también un registro de salario

Aunque en los últimos meses se ha hablado mucho de la obligación de llevar un registro de jornada, ha pasado desapercibida otra nueva obligación, el registro salarial, surgida tras la aprobación del Real Decreto-Ley 6/2019, de medidas para la igualdad en el empleo.

¿En qué consiste el registro de salario?

En el mencionado Real Decreto-Ley se modifica el artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores, que establece la obligación a remunerar la prestación de un trabajo sin que exista discriminación por razón de sexo en alguno de los elementos o condiciones.

Por un lado, la modificación explica cuándo dos trabajos tienen el mismo valor. Así, se entenderá que el trabajo tendrá igual valor cuando:

«La naturaleza de las funciones o tareas efectivamente encomendadas, las condiciones educativas, profesionales o de formación exigidas para su ejercicio, los factores estrictamente relacionados con su desempeño y las condiciones laborales en las que dichas actividades se lleven a cabo en realidad sean equivalentes».

Por otro lado, y a modo de prueba legal, se establece una nueva obligación para las empresas: realizar un registro salarial.

¿Cómo debe realizarse este registro salarial?

Según el texto, el empresario deberá realizar un registro con los valores medios de salarios, los complementos salariales y los extrasalariales.

El registro contendrá los estos valores divididos por grupos profesionales, categorías profesionales o puestos de trabajo de igual valor. Y deberá dividirse por sexo, para que se pueda valorar si existe brecha salarial.

La Ley establece no solo la obligación del empresario de realizar este registro, sino que otorga el derecho a la persona trabajadora de acceder, a través de la representación legal de los trabajadores en la empresa, a dicho registro salarial.

Igualmente se indica que, cuando una empresa tenga al menos 50 trabajadores, y el promedio de retribuciones de los trabajadores de un sexo sea superior al otro en un 25% o más (tomando como referencia la media de los salarios), se tendrá que incluir una justificación para dicha diferencia, que no responda a motivos relacionados con el sexo de los trabajadores.

La ley no establece un formato para el registro salarial, por lo que inicialmente la empresa cumplirá con la obligación si elabora un documento con un formato similar al que aparece abajo, que normalmente estará disponible en el programa con el que se lleven las nóminas.

Valores medios Salarios Complementos salariales Percepciones extrasalariales
Grupo 1
Mujeres
Hombres
Grupo 2
Mujeres
Hombres
(…)

 

Últimas noticias