Los nuevos tipos de factura: cambios en el Reglamento de Facturación

El 1 de enero de 2013 entró en vigor un nuevo reglamento de facturación (Real Decreto 1619/2012, de 30 noviembre), cuya novedad más significativa es la desaparición de los tickets y la introducción de dos tipos de facturas: la factura completa u ordinaria y la factura simplificada.

El principal objetivo de ésta normativa es el establecimiento de un sistema armonizado de facturación, en el ámbito de la Unión Europea, acorde con los principios señalados por la Directiva Comunitaria 2012/45/UE.

La factura simplificada viene a sustituir a los conocidos tickets.

La nueva factura simplificada tiene un contenido más reducido que la factura completa u ordinaria pero más amplio que los tickets.

FACTURA_SIMPLIFICADA

Se podrá expedir éste tipo de factura en los siguientes casos:

a) Cuando su importe no exceda de 400€ IVA incluido.

b) Cuando su importe no exceda de 3.000€, IVA incluido, y se trate de algunos de los supuestos respecto de los que tradicionalmente se ha autorizado la expedición de tiques en sustitución de facturas (por ej. ventas minoristas; servicios de hostelería y restauración prestados por restaurantes, bares, cafeterías; ventas o servicios en ambulancia; ventas o servicios a domicilio del consumidor, servicios telefónicos, servicios de peluquería…, utilización de autopistas de peaje y las que la Dirección General de Hacienda autorice).

c) Cuando deba expedirse una factura rectificativa.

Debe señalarse que la referida normativa señala que éste tipo de factura no podrán expedirse en las siguientes operaciones: en las entregas intracomunitarias de bienes exentas, en ventas a distancia, en las entregas de bienes objeto de impuestos especiales o en supuestos de inversión del sujeto pasivo

Contenido que ha tener la factura simplificada

a) Número, y en su caso, serie.

b) Fecha de expedición. Fecha en que se hayan efectuado las operaciones que se documentan o en la que, en su caso, se haya recibido el pago anticipado, siempre que se trate de una fecha distinta a la de la expedición de la factura.

c) Nombre y apellidos o denominación social completa y NIF del expedidor.

d) Identificación del tipo de bienes entregados o servicios prestados.

e) Tipo impositivo aplicado, con opción de consignar adicionalmente la expresión “IVA incluido” (Especificación de la base imponible correspondiente a cada operación cuando se apliquen distintos tipos).

f) Contraprestación total.

Para que puedan ser consideradas facturas a efectos de deducción del IVA, deberá añadirse adicionalmente por parte del emisor de la factura el NIF y el domicilio del destinatario.

Modelo de factura simplificada y novedades:

Ticket y factura simplificada

Frente al contenido mínimo exigido en el tradicional ticket, la nueva factura simplificada [1] incorpora la obligación de incluir también la siguiente información:

  • La identificación del tipo de bienes entregados o de servicios prestados: aunque algunos comercios ya lo incluían en los tickets no era obligatorio. A partir de la entrada en vigor de esta norma será necesario presentar esta información. [2]
  • Cuando una misma factura comprenda operaciones sujetas a diferentes tipos impositivos del Impuesto sobre el Valor Añadido deberá especificarse por separado, además, la parte de la base imponible correspondiente a cada una de las operaciones: este es un añadido importante que afectará de manera fundamental a los comercios que vendan productos que estén gravados con diferentes tipos de IVA obligándoles a realizar este desglose. [3]

Modificaciones de interés en relación a las facturas ordinarias:

Respecto a éste tipo de facturas no hay novedades significativas, pudiendo señalarse los siguientes aspectos:

Obligación de consignar el domicilio del destinatario cuando éste sea una persona física no empresario o profesional.

En el supuesto de operaciones exentas de IVA, se debe incluir la referencia normativa o la mención correspondiente a la operación exenta al Impuesto.

En caso de operaciones no sujetas, no es necesario indicar que la operación se encuentra no sujeta al impuesto.
Se elimina también la mención que estamos ante una copia de la factura.

En el caso de las facturas rectificativas, desaparece la obligatoriedad de indicar su condición de documento rectificativo y se suprime la obligación de hacer constar la causa de la rectificación.

Nuevos plazos para la expedición de facturas.

Como regla general, las facturas deberán ser expedidas en el momento de realizarse la operación. En aquellas operaciones en las que el destinatario de la operación sea un empresario o profesional que actúe como tal, las facturas deberán expedirse antes del día 16 del mes siguiente al devengo de la operación.

Con el régimen legal anterior, la factura debía expedirse en el plazo de un mes desde el devengo del impuesto y, en todo caso, antes del día 16 del mes siguiente al período de liquidación del impuesto.

Nuevo impulso a la factura electrónica.

El nuevo Reglamento de facturación equipara a la factura electrónica con la factura en papel, indicando que se entiende por factura electrónica la factura que haya sido expedida y recibida en formato electrónico (por ejemplo, en un archivo PDF a través de un correo electrónico), previo consentimiento del destinatario.

 

Últimas noticias