Estado de alarma: principales medidas que afectan a empresas y negocios

Se ha publicado y entrado en vigor, con fecha de 14 de marzo de 2020, el Real Decreto 463/2020 por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Esta declaración del Estado de Alarma afecta a todo el territorio nacional, y tendrá una duración inicial de 15 días naturales.

Las medidas que pueden afectar al ámbito de las empresas son:

1. Limitación a la libertad de circulación (artículo 7).

  • Durante la vigencia del Estado de Alarma los ciudadanos únicamente podrán circular por las vías de uso público para la realización de las siguientes actividades:
    • Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.
    • Asistencia a centros sanitarios.
    • Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.
    • Retorno al lugar de residencia habitual.
    • Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.
    • Desplazamiento a entidades financieras
    • Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad
    • Cualquier otra actividad de análoga naturaleza debidamente justificada, que habrá de hacerse individualmente, salvo acompañamiento a persona con discapacidad o causa justificada.
  • Se permite la circulación de vehículos particulares para la realización de las actividades referidas en el apartado anterior o para el repostaje en gasolineras o estaciones de servicio.

2. Medidas de contención en el ámbito de la actividad comercial (artículo 10).

  • Se suspende la apertura al público de los locales y establecimientos minoristas, a excepción de establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas y productos ortopédicos, productos higiénicos, peluquerías (sólo el servicio a domicilio), prensa y papelería, combustible para la automoción, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, alimentos para animales de compañía, comercio por internet, telefónico o correspondencia, tintorerías y lavanderías.
  • La permanencia en los establecimientos comerciales cuya apertura esté permitida deberá ser la estrictamente necesaria para que los consumidores puedan realizar la adquisición de alimentos y productos de primera necesidad, quedando suspendida la posibilidad de consumo de productos en los propios establecimientos.
  • En todo caso, se evitarán aglomeraciones y se controlará que consumidores y empleados mantengan la distancia de seguridad de al menos un metro a fin de evitar posibles contagios.
  • Se suspende la apertura al público de los museos, archivos, bibliotecas, monumentos, así como de los locales y establecimientos en los que se desarrollen espectáculos públicos, las actividades deportivas y de ocio indicados en el anexo del real decreto.
  • Se suspenden las actividades de hostelería y restauración, pudiendo prestarse exclusivamente servicios de entrega a domicilio.

3. Medidas en materia de transportes (artículo 14).

En los servicios de transporte público de viajeros los operadores de transporte reducirán la oferta total de operaciones en, al menos, un 50%.

Los servicios ferroviarios de cercanías mantendrán su oferta de servicios.

Con objeto de garantizar el distanciamiento adecuado entre los viajeros, en aquellos servicios en el billete otorga una plaza sentada o camarote, los operadores de transporte o canales de comercialización de billetes sólo podrán poner a la venta un tercio de las plazas máximas disponibles.

4.  Medidas para garantizar el abastecimiento alimentario (artículo 15).

Las autoridades competentes adoptarán las medidas necesarias para garantizar el abastecimiento alimentario.

5. Suspensión de plazos procesales y administrativos, y de los plazos de prescripción y caducidad (Disp. Ad. 2ª, 3ª y 4ª).

  • Se suspenden los términos y se interrumpen los plazos previstos en las leyes procesales para todos los órdenes jurisdiccionales y los plazos administrativos. El cómputo de los plazos se reanudará en el momento en que pierda vigencia el presente Real Decreto o las prórrogas del mismo.
  • Los plazos de prescripción y caducidad de cualesquiera acciones y derechos quedan suspendidos durante el plazo de vigencia de la alarma y las prórrogas del mismo.

6. Ratificación de las medidas adoptadas por las autoridades competentes de las Administraciones Públicas. (Disp. Final 1ª).

Quedan ratificadas todas las disposiciones y medidas adoptadas por las autoridades competentes de las Comunidades Autónomas y de las Entidades Locales con ocasión del coronavirus COVID-19 amparadas por la declaración del estado de alarma.

 

Últimas noticias