El Plan Renove de Vehículos agota sus fondos

El Plan Renove de Vehículos del Ente Vasco de la Energía ha agotado la práctica totalidad de los recursos destinados para este fin. A falta de revisar los últimos expedientes recibidos y de posibles ajustes finales, se prevé que no podrá gestionar más expedientes de ayuda, aunque debido a la normativa por la que se rigen las subvenciones públicas, la aplicación  web donde se solicitan las ayudas no se podrá cerrar hasta resolver los últimos expedientes positivos.

Hasta la fecha,  este programa ya ha contribuido a la sustitución de 2.337 vehículos y la ayuda media otorgada ha sido de 2.075 euros. Las ayudas se aprueban por orden de entrada de expedientes, y una vez comprobado que cumplen los requisitos y que disponen de toda la documentación requerida. En este sentido, los últimos expedientes recibidos pendientes de revisar toda la documentación (y en plazo de entregar subsanaciones si se requieren) serán los que completen el presupuesto, por lo que virtualmente se da por finalizada la actividad para la que se puso en marcha este programa de ayudas. El cierre definitivo del programa se notificará a través de la página web corporativa del EVE, de los medios de comunicación así como a los diferentes concesionarios de Euskadi.

El Plan Renove de Vehículos del EVE se puso en marcha a finales de marzo para contribuir a la sustitución de vehículos antiguos de más de 10 años (7 en el caso de las furgonetas) por otros alimentados con energías alternativas (electricidad, hidrógeno o gas natural) así como por gasolina o gasóleo para aquellos vehículos de alta eficiencia, es decir, que cuenten con la clasificación energética A. Con ello se pretende contribuir a los objetivos de la Estrategia Energética de Euskadi en materia de aumento de la eficiencia en todos los sectores y reducción de consumo de derivados del petróleo mediante la introducción de nuevos tipos de energías alternativas. El transporte es uno de los sectores que mantiene un crecimiento  continuado del consumo de energía en los últimos años, y depende  en más del 90% de los derivados del petróleo.

Últimas noticias