EL GOBIERNO PLANTEA UNA SUBIDA DE LA CUOTA DE AUTÓNOMOS DEL 1,25% PARA 2019

Según los términos acordados con las principales organizaciones representativas del colectivo de personas trabajadoras por cuenta propia, la base mínima subirá un 1,25% el año que viene y el tipo se fija en el 30% (frente a los 29,8% o 29,9% actuales), lo que supondrá una subida en la cuota mensual de 5,36 euros para aquellas personas acogidas a la base mínima (en el caso de los autónomos societarios serían 6,89 euros). La cuota irá subiendo progresivamente en los años siguientes hasta alcanzar el 31% en 2022, según lo planteado

Este aumento de las aportaciones de los autónomos tiene como contrapartida una mejora de su protección social: tendrán derecho a cobrar la prestación por accidente de trabajo o enfermedad profesional desde el primer día de baja. Además, podrán no abonar la cuota a la Seguridad Social a partir del segundo mes en caso de baja por enfermedad o incapacitación temporal hasta el momento del alta, se simplificará y extenderá a todo el colectivo la protección por cese de actividad (el denominado paro de los autónomos) y se duplicará su duración.

Por otro lado, el Ministerio de Trabajo propone fijar la cuantía de las tarifas planas (la cotización reducida de los autónomos que inician su actividad) en 60 euros mensuales, con la posibilidad de prolongar la ayuda un año más si a finales de año el beneficiario sigue inscrito en el régimen de autónomos de la Seguridad Social (RETA).

También se facilitará el acceso a estas tarifas reducidas a las trabajadoras que inicien una actividad por cuenta propia tras la maternidad. Así, las madres autónomas, dentro de los 24 meses posteriores a la prestación por baja de maternidad, contarán con una tarifa plana de 60 euros durante un año sin necesidad de cesar previamente de su actividad

La propuesta se completa con varios compromisos de regulación: del procedimiento de baja de oficio del RETA ante una situación de impago continuado de cuotas si se comprueba que el autónomo ha cesado su actividad, de la homogeneización de las coberturas y la simplificación de los tipos de los trabajadores agrarios incluidos en el sistema especial de autónomos previsto para este colectivo (SETA) o de la búsqueda de un procedimiento para permitir a los autónomos societarios que lo deseen su incorporación al Régimen General de la Seguridad Social (aunque sin derecho a paro).

Además, en la propuesta realizada, el ministerio de Trabajo se compromete a presentar antes del 31 de enero de 2019 una propuesta sobre las posibilidades de implementar una cotización “atenuada” para los autónomos con ingresos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional, en línea con lo planteado de ir ajustando las cotizaciones a los rendimientos obtenidos.

Últimas noticias