El Gobierno aprueba medidas relativas al pago del alquiler de los locales de negocio

El Gobierno aprobó ayer un mecanismo para permitir que pymes y autónomos en dificultades económicas puedan renegociar el pago del alquiler de sus locales de negocio y pactar aplazamientos de estos, siempre que no se hubiera alcanzado ya un acuerdo entre ambas partes de moratoria o reducción de la renta. Asimismo, faculta, en determinados casos, a usar la fianza depositada como parte del pago de la renta.

El Gobierno no establece exenciones en el pago pero sí moratorias del mismo en algunos casos. El real decreto ley aprobado regula un procedimiento para modular y favorecer el pago de las rentas de determinados alquileres de locales. Así, establece que las pymes y autónomos cuya actividad se haya suspendido o reducido su facturación en un 75% puedan puedan llegar a un “acuerdo” para aplazarlo. Aquí surge una gran diferencia, ya que mientras los arrendadores calificados como grandes tenedores de inmuebles están obligados a aceptar ese aplazamiento, el resto de arrendadores (la mayoría) no tienen esa obligación.

Así, en el caso de que el arrendador sea un gran propietario –titular de más de diez inmuebles o una superficie construida de más de de 1.500 m²– o una entidad pública de vivienda, la concesión de una moratoria en el pago del alquiler se aplicará “de forma automática”. Este aplazamiento afectará al periodo de tiempo que dure el estado de alarma y sus posibles prórrogas y a las mensualidades siguientes, que tendrán que ser prorrogadas de una en una si durante ese periodo el impacto económico de la crisis del coronavirus sigue afectando al negocio de forma significativa. En todo caso, estas prórrogas no podrán superar nunca los cuatro meses.

El pago del alquiler se podrá aplazar sin penalización ni intereses mediante el fraccionamiento de las cuotas en un plazo de dos años.

En el caso de que el arrendador sea un pequeño propietario, pymes y autónomos podrán solicitar al arrendador, en el plazo de un mes, un aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta siempre que dicho aplazamiento o una rebaja de la renta no se hubiera acordado por ambas partes con carácter voluntario. En este caso se permitirá el uso de la fianza para que el arrendatario pueda afrontar el pago del alquiler con más liquidez.

 

Últimas noticias