El Barómetro del comercio señala que el retail vasco ha incrementado en el 2020 la venta on-line y que uno de cada tres negocios ha comenzado a ofertar nuevos servicios en el año de la pandemia

El Barómetro del Comercio vasco, la encuesta de percepción que realiza el Observatorio del Comercio Euskadi, ha publicado el estudio realizado durante el primer año de afección de la pandemia Covid-19. Las personas del comercio vasco que han respondido a la encuesta han descrito el ejercicio 2020 como un periodo caracterizado por cambios en los hábitos de sus clientes, pero también como una etapa que ha supuesto un impulso a nuevas formas de venta, la digitalización, los nuevos canales y la innovación en la oferta de servicios. En definitiva, las especiales circunstancias de este año atípico han impulsado la aceleración del cambio social. En el comercio vasco las consecuencias de este impacto se visualizarán en los próximos años, pero la encuesta y los propios comerciantes señalan como positivo el dinamismo y la capacidad de adaptación con el que ha afrontado las dificultades el sector.

Así el Barómetro indica que en 2020 tres de cada diez establecimientos (el 29,5%) ha desarrollado nuevos servicios para atender a sus clientes y a la demanda potencial. De todos, el servicio adicional desarrollado durante la pandemia más nombrado es el envío a domicilio, pero también la compra o reserva a través de diferentes canales como el teléfono, la web o WhatsApp, con el objeto de facilitar la compra. También han crecido los nuevos sistemas de pago como Bizum o pago con el móvil. Los subsectores comerciales que más han incorporado novedades en su oferta han sido los correspondientes a Salud y Belleza, así como Alimentación.

En esta línea el grado de incorporación de nuevas tecnologías en el comercio minorista vasco ha reforzado su tendencia al alza en 2020. Un hecho que venía anticipándose como tendencia en los últimos años. De todas las incorporaciones en tecnología de la información destaca la del incremento en terminales de Punto de venta (TPVs) del que ya disponen ocho de cada diez establecimientos (el 82,9%). Asimismo, tanto los ordenadores portátiles como la opción con CPU o las tablets continúan aumentando su presencia en el sector minorista. El smartphone como herramienta de trabajo, supera ya a tablets y portátiles.

La tasa de comercio minorista vasco que vende a través del canal Online es del 16,0% habiendo experimentado un significativo incremento respecto al Barómetro de 2019 (más 4,4 puntos porcentuales). En cuanto a los soportes a través de los cuales se proporciona el servicio de Venta Online, el 76,5% utiliza su propia web, aunque va descendiendo su peso en el conjunto, al tiempo que crece el uso de plataformas de e-commerce generalistas, de zona e incluso mediante la utilización de las redes sociales. Es significativo el dato de que uno de cada tres comercios -el 35,1%- que realiza venta Online, dice haber visto cómo se incrementaban sus ventas en el año 2020 respecto al anterior. Si en el Barómetro de 2019 las ventas a través del canal Online representaban de media un 9,3% del total de ventas realizadas por el sector comercial minorista vasco, este año alcanza el 12,2% sobre el total de ventas.

Cambios impulsados por la pandemia

Con motivo de la pandemia, nueve de cada diez comercios minoristas consultados han realizado inversiones en su establecimiento durante el año 2020 con el objeto de prepararse para ejercer su actividad con la crisis sanitaria (el 91,3%). Entre las inversiones destacan la incorporación de dispensadores de gel hidroalcohólico (97,7%) y los materiales específicos para desinfección y limpieza (57,3%) que son mayoritarios en el comercio minorista vasco. También se han reforzado las inversiones en elementos como las pantallas de metacrilato o semejantes y las necesarias señalizaciones de flujos para los visitantes en sala de venta.

En esta ocasión, el Barómetro de 2020 pone de manifiesto cómo el comportamiento de las personas visitantes y clientes se ha reducido manifiestamente en el horario de tarde lo que se relaciona con el toque de queda y las restricciones de movilidad que han afectado a los consumidores. Así, durante 2020 se han incrementado las visitas en horario de mañana hasta el 59,2% (un crecimiento de 3,9 puntos con respecto al barómetro del año anterior). En lo que respecta a la afluencia en días de la semana, el lunes y el viernes siguen siendo los días en los que se produce mayor número de visitas a los establecimientos comerciales minoristas vascos. El resto de días de la semana tienen un comportamiento en cierto modo, uniforme. Las visitas en sábado se mantienen estables en comparación al Barómetro de 2019 donde ya sufrieron un retroceso.

ERTE, una herramienta para la protección del empleo en el comercio vasco

Durante el 2020 uno de cada cuatro comercios minoristas de Euskadi ha tenido a alguna persona en ERTE, el 25,9% del total. Ha sido en los sectores de Moda, Hogar y Otras actividades minoristas donde se ha dado una mayor tasa de comercios con personal en ERTE. La media de personas afectadas por ERTE en el comercio minorista ha sido de 0,7 por establecimiento y ha afectado de media al 69% de la plantilla de los establecimientos que se han acogido a esta situación extraordinaria. Esta herramienta se ha revelado como imprescindible en el mantenimiento de los puestos de trabajo del sector comercial vasco.

Más información

Barómetro, Informe Minorista completo

https://www.euskadi.eus/barometro-de-comercio/web01-a2behmer/es/

Observatorio del Comercio de Euskadi. Enfokamer

https://www.euskadi.eus/web01-a1behmer/es/

Últimas noticias