Recomendaciones para ahorrar en la declaración de la renta de 2021

Faltan pocos días para finalizar 2021 y es momento para ver si todavía podemos aprovechar lo que queda de ejercicio fiscal para ahorrar algo en la próxima declaración de la renta. En este artículo repasamos algunos de los aspectos principales de los diferentes territorios forales, dado que en algunos casos su normativa difiere entre sí y como la fiscalidad del llamado territorio común.

Además, puedes realizar una simulación de la declaración de la renta de 2021 en este enlace y como siempre, consultarnos tus dudas a través de nuestra web y del teléfono gratuito 900 100 240.

Ticketbai y Batuz

Los gastos e inversiones realizados en 2021 para la adaptación voluntaria a Batuz (en Bizkaia) y al sistema de facturación TicketBAI (en todo el País Vasco) se benefician de una deducción del 30% (que se amplía al 60% en Gipuzkoa y Álava para aquellos contribuyentes que se anticipen de forma voluntaria al menos un mes al cumplimiento de la obligación Ticketbai). Además, el retraso en la aplicación obligatoria lleva a que esta deducción también se aplique por los gastos e inversiones realizados en 2022 y 2023.

Asimismo, y únicamente en Bizkaia, se ha establecido que los autónomos (al igual que pymes y microempresas) que lo implanten voluntariamente antes de 1 de enero de 2024 puedan beneficiarse adicionalmente de una compensación especial que permitirá reducir la base imponible positiva correspondiente a los períodos impositivos 2022 y 2023. Esta reducción es del 15% para quienes implanten Batuz desde el 1 de enero de 2022 y va reduciéndose en función de cuándo se implante el sistema, según un escalado trimestral. Esta compensación es compatible con la deducción por los gastos e inversiones de adaptación.

Ver Ejemplo de simulación de aplicación de la compensación y la deducción Bizkaia
Ver Ejemplo de simulación de aplicación de la compensación y la deducción Gipuzkoa y Álava

Aportaciones a EPSV y planes de pensiones

Pese a la reducción del límite financiero de las aportaciones a planes de pensiones establecida en los Presupuestos Generales del Estado para el año 2021, los contribuyentes vascos cuentan con la posibilidad de reducir sus bases imponibles en cuantías superiores por las aportaciones que realicen a otros productos de previsión social como son las EPSV. El límite anual máximo de reducción en la base imponible general del impuesto es de 5.000 euros para las aportaciones individuales y de 8.000 euros para las contribuciones empresariales, estableciéndose un límite conjunto de 12.000 euros.

En Navarra la cifra de las aportaciones a planes de pensiones individuales se ha situado en 2.000 euros y el año que viene disminuirá hasta los 1.500 euros, como consecuencia de la adaptación a la normativa estatal.

Deducciones por adquisición de vivienda habitual

La deducción en Euskadi es del 18% de las cantidades pagadas en el periodo impositivo y sube al 23% en menores de 30 años y familias numerosas. El límite es de 1.530 euros para los casos generales y de 1.955 para familias numerosas y menores de 30 años.

En Navarra desde el 1 de enero de 2018 se ha eliminado esta deducción, salvo para aquellos que se compraran una casa antes de esa fecha.

Compensación del beneficio de la actividad empresarial con las bases imponibles negativas de ejercicios anteriores

Si este año tenemos beneficios en nuestra actividad económica, podemos compensarlo con las pérdidas que hayamos tenido en años anteriores, con ciertos límites. Teniendo en cuenta esos límites, puede interesarnos adelantar o retrasar ventas o gastos y dar un rendimiento mayor o menor de la actividad económica. Esto último también puede ser interesante teniendo en cuenta la progresividad del IRPF (es decir, que a mayores rendimientos le corresponden también mayores tipos impositivos), si el año que viene se prevé mayores o menores ingresos, que afecten a la base imponible general

En cuanto a los autónomos o profesionales persona física, hay que recordar que la base imponible del IRPF se divide en dos partes: la base imponible general y la base imponible del ahorro.
La base imponible general la componen los rendimientos del trabajo, los provenientes del capital inmobiliario (a excepción de los alquileres de viviendas que se integran en la base imponible del ahorro), y los rendimientos de actividades económicas (que son los que provienen de nuestra actividad como trabajadores autónomos y profesionales). Los rendimientos de la base imponible general tributarán al tipo general del gravamen, al que se aplica una escala progresiva que va desde un 23% hasta un 49% (52% en Navarra).

Base imponible del ahorro: compensación de partidas positivas y negativas

Una adecuada planificación fiscal de fin de año pasa por integrar y compensar adecuadamente rentas positivas y negativas de la base imponible del ahorro, generalmente en lo relacionado con las ganancias y pérdidas patrimoniales.

La base imponible del ahorro la integran los rendimientos del capital mobiliario provenientes de rentas financieras: rendimientos de cuentas y depósitos bancarios, dividendos de acciones, letras o bonos. También se imputan en esta base del ahorro el cobro de indemnizaciones o primas de contratos de seguro, rendimientos que proceden de los alquileres de viviendas y las ganancias y pérdidas patrimoniales por transmisiones de elementos patrimoniales (ventas de inmuebles, acciones, permutas, donaciones). A los rendimientos de esta base se le aplica una escala progresiva que está entre el 20% y el 25% (26% en Navarra).

Las ganancias derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales como acciones (cotizadas o no), fondos de inversión e inmuebles, pueden compensarse con pérdidas en otras operaciones de venta con estos elementos patrimoniales.

Para realizar este análisis conviene también considerar las partidas negativas que eventualmente tenga el contribuyente y que procedan de ejercicios anteriores, sabiendo que este año 2021 será el último en el que puedan compensarse rentas negativas que provengan del ejercicio 2017, y que todavía no se hayan podido aprovechar. Por ello, puede ser conveniente realizar la venta de acciones o de fondos de inversión antes de que finalice el año.

Deducciones por inversión en empresas

Las diferentes normativas forales recogen algunas deducciones vinculadas con la creación y la realización de inversiones en empresas, que conviene revisar, por si fuera interesante llevarlas a cabo antes de que termine el año. Por ejemplo, las deducciones extraordinarias para 2021 por las cantidades destinadas a introducir herramientas digitales en los procesos de comercialización y venta por parte del comercio local.

Por donativos

Igualmente, en cada uno de los territorios forales existen diferentes niveles de deducción para los donativos que se realicen a causas sociales y culturales, por lo que aún podemos contribuir con las mismas y reducir nuestra futura factura fiscal.

Estas son algunas de las diferentes formas de ajustar el pago del IRPF antes de que termine el año en Euskadi y Navarra. Dada la disparidad de normativas de cada una de las Haciendas Forales, con cualquier duda que te surja, te aconsejamos que te pongas en contacto con el servicio gratuito de asesoramiento a clientes de Laboral Kutxa, Consulting Pro.

Mas información

 

 

Últimas noticias

Ayudas KIT DIGITAL

Hoy se ha abierto el plazo para que las pymes de más de 9 trabajadores soliciten la ayuda Kit Digital....