Prórroga de los ERTE por fuerza mayor y novedades en los ERTE ETOP

El Real Decreto-ley 24/2020, de 26 de junio mantiene los ERTE de fuerza mayor e introduce cambios en los ERTE por causas ETOP (económicas, técnicas, organizativas y productivas).

Así, se establece la ampliación, hasta el 30 de septiembre de 2020, de los ERTE por fuerza mayor, solicitados previamente a este decreto y regulados en el artículo 22 del RD-Ley 8/2020.

Al igual que establecía el RD-Ley 18/2020, en que ya se prorrogaban los ERTE de fuerza mayor hasta el 30 de junio, deben reincorporarse las personas trabajadoras afectadas por el ERTE en la medida necesaria para el desarrollo de su actividad, priorizando los ajustes en términos de reducción de jornada. Es decir, se priorizan las reducciones de jornada frente a las suspensiones del contrato.

Las empresas deben comunicar al SEPE tanto si deja de aplicar el ERTE a toda la plantilla como de todas las variaciones que se produzcan, colectiva o individualmente.

Además, se regula que a los ERTE basados en causas económicas, técnicas, organizativas y de producción (ETOP) derivadas del covid-19, iniciados a partir del 27 de junio de 2020 y hasta el 30 de septiembre de 2020, se les aplicará el artículo 23 del RD-Ley 8/2020, que agiliza el proceso de negociación de los mismos. La tramitación de estos expedientes puede iniciarse mientras esté vigente un ERTE por fuerza mayor.

Vemos a continuación los principales aspectos de esta nueva normativa:

1. Exoneración de cuotas empresariales en ERTE de fuerza mayor

Exoneración de cuota empresariales en ERTE de fuerza mayor total

Aquellas empresas con menos de 50 trabajadores a fecha 29 de febrero, que se vean obligadas a mantener suspendidos de trabajo a todos sus trabajadores podrán beneficiarse de bonificaciones en las cotizaciones empresariales del

  • 70% en el mes de julio
  • 60% en agosto
  • 35% en septiembre

En el supuesto de empresas con 50 o más empleados, la exoneración de cuotas será del 50% en julio, del 40% en agosto y del 25% en septiembre.

Exoneración de cuotas en ERTE de fuerza mayor parcial

Para las empresas que practicaron un ERTE de fuerza mayor a su plantilla y ya han vuelto a la actividad y se encuentran en ERTE de fuerza mayor parcial también se contempla la bonificación en los meses de julio, agosto y septiembre del 60% de las cuotas empresariales por los trabajadores que volvieran a la actividad y el 35% por los que continúan en ERTE (para empresas de menos de 50 trabajadores).

Las empresas con plantillas con 50 empleados o más, la bonificación será de del 40% por cada trabajador que se reincorporara a su puesto y del 25% por el que siga en el ERTE.

2. Bonificaciones también para los ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción

Esta es una de las grandes novedades que introduce este Real Decreto. Hasta el momento, los ERTE por causas ETOP no disfrutaban de exoneraciones en las cuotas. Ahora, las empresas que pasen de un ERTE por fuerza mayor a un ERTE por motivos objetivos podrán continuar acogiéndose a la exoneración de cuotas que se establecen para los ERTE de fuerza mayor parcial.

Empresas con menos de 50 trabajadores

  • Trabajadores que hayan reiniciado su actividad: 60% durante julio, agosto y septiembre.
  • Trabajadores que sigan suspendidos en el ERTE: 35% durante julio, agosto y septiembre.

Empresas con más de 50 trabajadores

  • Trabajadores que hayan reiniciado su actividad: 40% durante julio, agosto y septiembre.
  • Trabajadores que sigan suspendidos en el ERTE: 25% durante julio, agosto y septiembre.

3. ERTE por fuerza mayor por rebrote

Se regula esta figura para las empresas que, a partir del 1 de julio de 2020, vean impedida su actividad por la adopción de nuevas restricciones o medidas de contención en alguno de sus centros de trabajo.

Estas empresas, tras la autorización del ERTE de fuerza mayor, también quedarán exoneradas del abono de la aportación empresarial a la cotización a la Seguridad Social. Dependiendo del número de trabajadores que tuviese la empresa a fecha 29 de febrero de 2020, la exoneración será del 80% para las de menos de 50 trabajadores y del 60% para las de 50 o más personas trabajadoras.

4. Límites a los ERTE

Durante la aplicación de estos ERTE, tanto de fuerza mayor como ETOP, se prohíbe la realización de horas extraordinarias. También el establecimiento de nuevas externalizaciones de la actividad y la concertación de nuevas contrataciones, sean directas o indirectas, como, por ejemplo, a través de ETT o subcontratas.

El RD-Ley establece una excepción a esta prohibición de nuevas contrataciones o externalización de trabajos, que es en el supuesto de que las personas afectadas por el ERTE “no puedan, por formación, capacitación u otras razones objetivas y justificadas, desarrollar las funciones encomendadas a aquellas”.

 

Últimas noticias