Por qué están llegando cargos extra en la cotización a autónomos

Muchos cotizantes en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA) están recibiendo una serie de cargos no habituales por parte de la Seguridad Social, añadidos al pago de su cuota habitual. Ello no supone un error, como podría pensarse en un primer momento, sino que responden a lo siguiente:

1. Regularización de la cuota de autónomos

Desde el pasado mes de octubre, los trabajadores por cuenta propia han experimentado una subida de su cuota, la cual es directamente proporcional a su cuota. Así, por ejemplo, a los trabajadores que cotizan por la mínima les ha supuesto un incremento de casi tres euros (en concreto, de 2,84 euros).

Esta subida viene de atrás, ya que se recogía en el Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre (que en su Disposición Transitoria segunda recogía el aumento de los tipos de cotización aplicables a los trabajadores autónomos en el período 2019-2021). La normativa debía haberse aplicado en enero de este año 2020 pero, debido a la situación económica, el Gobierno decidió atrasarlo hasta el pasado mes de octubre. De este modo, ahora corresponde abonar las diferencias, entre la cotización anterior y la recogida en el decreto, de forma retroactiva.

A principios de este año se estableció un aumento en el tipo de cotización por cese de actividad, por el que todos los autónomos se rigen desde 2019, aumentando del 0,7%  al 0,8%. También incrementó el tipo por contingencias profesionales pasando del 0,9% al 1,1%, lo que aumentaba la cotización total de la cuota de autónomo. Simplificando, los autónomos estaban pagando el 30% de la base de su cotización, y tras esta subida, pasan a pagar el 30,3%.

Por ello, a partir de noviembre, se ha procedido a cobrar esa diferencia con respecto al mes de septiembre. Así, muchos autónomos habrán recibido otro cargo referente a su cotización de entre 2,84 euros (los que coticen por la base mínima) y 12,21 euros (base máxima). Aún quedan por cobrar las referidas al periodo entre enero y agosto.

Por lo tanto, la subida para 2020 de este 0.3% de la base supone un aumento en la cuota de casi 3 euros para los autónomos que cotizan por el mínimo (944,40 euros), pasando a un recibo de 286,15 euros.

Para un autónomo que cotizara por la base máxima (4.070,10 euros) este aumento sería de algo más de 12 euros, pasando de pagar 1.221 euros a 1.233,24 euros. Los autónomos societarios, que deben cotizar como mínimo por 1.214,1 euros, pasarán a pagar una cuota mínima de 367,8 en lugar de los 364,23 que pagaban hasta ahora. Los únicos que no tienen aumento en el recibo del autónomo son los que están en la Tarifa Plana.

2. Cobro de las moratorias de la cuota de mayo

Por otro lado, y también durante a partir de noviembre de 2020, debían abonar la cuota de mayo todos aquellos autónomos a los que se le hubiese concedido la moratoria extraordinaria recogida en el Real Decreto-ley 11/2020.

Esta moratoria también se pudo solicitar en los meses de junio y julio. Por ello, durante los siguientes meses de diciembre de 2020 y el de enero de 2021, se deben realizar los abonos de dichas cuotas. En caso de tenerlas domiciliadas se cargarán directamente en la cuenta habitual en la que se cargan el resto de cuotas de cotización.

Otra subida en 2021

Además, hay que tener en cuenta que, tal y como refleja la tabla anterior, para 2021 está previsto un nuevo incremento mensual de los tipos de cotización de otro 0,3% acumulado por cese de actividad (pasa del 0,8% al 0,9%) y contingencias profesionales (que sube del 1,1% al 1,3%), para situarse en el 0,9% por cese de actividad y del 1,3% por contingencias profesionales.

ACTUALIZACIÓN A 19.01.2021: el Gobierno anuncia que se suspenderá hasta el 31 de mayo la subida de la cuota de autónomos (por el incremento del 0,3% en la cotización por contingencias profesionales y de cese, previsto en el Real Decreto-ley 28/2018) que estaba en vigor desde el pasado 1 de enero, y suponía un incremento de la misma entre 3 y 12 euros al mes.

Mas información

Últimas noticias