MEJORA LA LIQUIDEZ DE TU NEGOCIO CON EL APLAZAMIENTO Y FRACCIONAMIENTO DE LOS IMPUESTOS

La pandemia del COVID-19 ha puesto en fuertes dificultades económicas a muchas empresas, las cuales apenas cuentan con liquidez para hacer frente a los pagos a los que se enfrentan, entre ellos el de los impuestos a los que se ve sujetas.

Buscando aliviar esta circunstancia, desde el inicio del Estado de Alarma, las diferentes administraciones han adoptado medidas para tratar de aliviar la complicada situación de liquidez de pymes y autónomos.

Aplazamiento de los pagos fraccionados de IRPF y de las liquidaciones trimestrales de IVA o del pago de deudas tributarias, moratorias en las cotizaciones a la Seguridad Social (como ya comentamos en este artículo recientemente) y créditos con avales del ICO o de Gobierno Vasco-Elkargi (para los que también hay novedades recientes) son algunas de las medidas que se han puesto en marcha con el objetivo de hacer frente a la caída de ingresos provocada por la situación.

Frente a la habitualidad de recurrir a la financiación bancaria, mediante líneas de crédito o de descuento para atender esas necesidades de liquidez, el aplazamiento y fraccionamiento de impuestos es posiblemente una herramienta más desconocida, pero no por ello, de menos utilidad.

En este artículo vamos a repasar las últimas novedades en este ámbito, ya que se han ido produciendo algunas novedades en el funcionamiento, características y condiciones de estas medidas.

Bizkaia

A principios de 2021, la Hacienda Foral de Bizkaia ha mejorado los aplazamientos automáticos y sin garantías en el pago de impuestos, de modo que los contribuyentes vizcaínos puedan aplazar en mejores condiciones el pago de sus impuestos u otras deudas tributarias. La modificación:

  • incrementa los plazos de devolución
  • elimina la exigencia de que las cuotas mensuales para cancelar la deuda deban ser del mismo importe
  • permite aplazar las deudas de hasta 500.000 euros sin aportar garantías.

Cabe destacar que ahora se han mejorado unas condiciones que ya se habían modificado, a favor de los contribuyentes, el 1 de enero de 2020.

Como cambios más destacados, la Hacienda Foral de Bizkaia concederá automáticamente y sin necesidad de presentar garantía las deudas contempladas en los siguientes supuestos:

  • Las deudas inferiores a 50.000 euros se devolverán en 48 plazos de periodicidad mensual. Hasta ahora, se establecía un límite de 20.000 euros a devolver en 36 cuotas mensuales que además debían ser del mismo importe.
  • Las deudas entre 50.001 y 100.000 euros se devolverán en 36 mensualidades. Hasta ahora se establecía un límite de 50.000 euros a devolver en 24 cuotas mensuales del mismo importe.
  • Las deudas de hasta 500.000 euros se devolverán en 24 mensualidades. Hasta ahora, las deudas de este importe debían devolverse en 12 plazos mensuales iguales.

Así mismo, para facilitar el pago de las deudas tributarias se ha elevado de las dos actuales a tres las ocasiones en las que se puede solicitar el aplazamiento o fraccionamiento de una misma deuda. También se eleva hasta tres el límite de plazos impagados -hasta ahora eran dos- que suponen la pérdida de eficacia del aplazamiento.

Por otro lado, se modifican las reglas establecidas para la compensación de deudas tributarias con devoluciones de impuestos, de forma que a partir de ahora no se procederá a la compensación cuando las deudas tributarias estén aplazadas y se encuentren debidamente garantizadas, con lo que se potencia igualmente la liquidez de los contribuyentes en estos momentos tan complicados.

Álava

Para la primera parte de 2021 se establece un aplazamiento excepcional de deudas tributarias para las personas físicas que realicen actividades económicas, microempresas y pequeñas empresas.

Este aplazamiento deberá ser solicitado en periodo voluntario y se podrá referir a las deudas tributarias cuyo plazo de presentación e ingreso en período voluntario finalice entre el 1 de enero y el 31 de mayo de 2021, así como a las deudas tributarias resultantes de liquidaciones practicadas por la Administración tributaria cuyo periodo voluntario de pago finalice en ese mismo período, incluidos los tributos sobre el juego.

El aplazamiento no requerirá la prestación de garantía ni supondrá el devengo de intereses de demora, debiendo ser posteriormente ingresadas mediante su fraccionamiento en 6 cuotas mensuales de idéntico importe y venciendo el primer plazo de dicho fraccionamiento en el mes de julio de 2021.

Gipuzkoa

En Gipuzkoa, la medida adoptada es similar a la alavesa. Así, las deudas tributarias de los contribuyentes del IRPF que realicen actividades económicas y de los que obtengan rendimientos de capital inmobiliario por arrendamiento de inmuebles sujetos y no exentos al IVA, así como las deudas tributarias de las microempresas y pequeñas empresas, resultantes de autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso en período voluntario finalice entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2021, podrán ser fraccionadas en 6 cuotas mensuales, debiendo ingresar la primera de ellas tras un periodo de carencia equivalente a 3 meses. Todo ello, sin prestación de garantía, ni devengo de intereses de demora.

Navarra

En Navarra, a través del Decreto-Ley Foral 1/2021, se han introducido diferentes medidas tributarias para tratar de responder al impacto del COVID-19 en el ámbito de las actividades económicas, entre ellas un nuevo aplazamiento excepcional de impuestos, que presenta las siguientes características:

1. Contribuyentes que pueden solicitarlo.

Personas Físicas y Jurídicas y Entidades sin personalidad jurídica que realicen actividades económicas cuyo volumen de operaciones no supere 6.010.121,24 euros en 2020.

2. Deudas tributarias que pueden acogerse.

Únicamente las deudas tributarias cuyo origen sean declaraciones liquidaciones o autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso en período voluntario finalice entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2021 (incluidas las correspondientes a retenciones a cuenta del IRPF y del Impuesto de Sociedades, y las correspondientes a tasas sobre rifas, tómbolas, apuestas, combinaciones aleatorias y juegos de suerte, envite o azar).

No podrán ser objeto de aplazamiento las deudas tributarias de cuantía igual o inferior a los siguientes importes:

  1. a) Contribuyentes que sean personas físicas: 100 euros.
  2. b) Contribuyentes que no sean personas físicas: 300 euros.

3. Requisitos

  1. a) Presentación de la solicitud en periodo voluntario a través del modelo oficial (CAT06), exclusivamente a través de los servicios telemáticos de Hacienda Foral de Navarra.
  2. b) El contribuyente ha de quedar al corriente de sus obligaciones tributarias con la concesión del aplazamiento, y ha de mantener tal situación a lo largo de la vigencia del mismo.

4. Características especiales.

  1. a) No se exigirá pago a cuenta alguno.
  2. b) No se exigirá prestación de garantía
  3. c) No se devengarán intereses de demora
  4. d) Sin limitación máxima de cuantía
  5. e) Plazo que contemplará el aplazamiento concedido: 3 meses de suspensión del ingreso, contados desde la finalización del período 3 voluntario de ingreso, a partir de los cuales la deuda aplazada se ingresará en cuatro cuotas mensuales de iguales importes de principal. f) No se computarán a efectos del límite máximo de aplazamientos superado el cuál no puede concederse un nuevo aplazamiento en período voluntario.

5. Incumplimiento

En caso de cancelación por incumplimiento de los aplazamientos concedidos, se liquidarán intereses de demora desde el día siguiente al de finalización del periodo voluntario de presentación e ingreso hasta la fecha de cancelación.

Resto del Estado (Agencia Tributaria)

El Gobierno, mediante el Real Decreto-ley 35/2020 ha vuelto a aprobar un aplazamiento de impuestos al que podrán acceder todos aquellos autónomos y pymes que hayan facturado menos de 6.010.121,04 euros en el año 2020 y quieran posponer el pago de sus autoliquidaciones del primer trimestre, como IVA, IRPF o Sociedades, cuyo plazo de presentación e ingreso se encuadre entre el día 1 de abril y el día 30 de abril de 2021, por un valor máximo de 30.000 euros.

Así, entre las medidas contempladas para las empresas en esta disposición, se establece la flexibilización en materia de aplazamientos para evitar las posibles tensiones en la tesorería que puedan experimentar, de la misma forma que ya se hizo con el Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, para el primer trimestre de 2020, de tal manera que se concede durante seis meses el aplazamiento de pago de impuestos a PYMES y autónomos con una carencia de intereses de tres meses, previa solicitud, para las autoliquidaciones a presentar entre el 1 y el 30 de abril de 2021.

Así, el artículo 8 del mencionado real decreto establece que se concederá el aplazamiento siempre que las solicitudes presentadas correspondan a deudas tributarias hasta un importe máximo de 30.000 euros (incluido el resto de solicitudes de aplazamiento/fraccionamiento sin garantías concedidas o pendientes de resolución). A modo de ejemplo, si el ingreso a realizar es de 32.000 euros y ya tienes un aplazamiento concedido por 6.000 euros, sólo podrás solicitar este aplazamiento extraordinario por 24.000 euros, teniendo que pagar o pedir un aplazamiento con garantías respecto de los otros 8.000 euros.

Además, este aplazamiento extraordinario puede solicitarse incluso para retenciones e ingresos a cuenta (modelos 111, 115, 123…), tributos que deban ser legalmente repercutidos (modelo 303 de IVA) o pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades (modelos 202 y 222), que no pueden ser aplazados en condiciones normales.

En resumen, las condiciones de este aplazamiento extraordinario son:

  • Plazo de aplazamiento de 6 meses.
  • No se devengarán intereses de demora durante los 3 primeros meses.

 

Últimas noticias