Las bonificaciones a las que pueden acceder los autónomos para reducir su cuota a la Seguridad Social

Todavía estamos pendientes de conocer la reforma del sistema de cálculo de la cuota de cotización al Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA), la cuál se encuentra en negociación desde hace meses entre la Seguridad Social y las organizaciones representativas de este colectivo.

Por ello, en este artículo te explicamos cuales son las posibles bonificaciones que existen actualmente para el año 2022) con el fin de reducir dicha cuota de autónomos. En este enlace podrás descargar la tabla de incentivos en materia de Seguridad Social para el colectivo autónomo.

De acuerdo a la normativa de la Seguridad Social, existen casi una veintena de situaciones en las cuales un autónomo puede ver disminuida la cuota de cotización al RETA. A continuación repasamos las más importantes:

 

1. Tarifa plana: bonificación para nuevos autónomos

Una de las bonificaciones más conocidas está dirigida a aquellas personas que causen alta por primera vez en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), o que no hubieran estado de alta en los dos años inmediatamente anteriores (o tres, si hubieran disfrutado de este beneficio con anterioridad).

Para estos autónomos, la Seguridad Social puso en marcha la denominada ‘Tarifa Plana’. Esta tarifa es una bonificación que permite abonar un mínimo de 60 euros mensuales en concepto de cuota por contingencias comunes, incluida la incapacidad temporal durante los 12 meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta. Además, si la actividad se desarrolla en municipios de menos de 5.000 habitantes, la reducción de 60 euros se aplicará durante 24 meses.

Se realiza de esta manera, siempre y cuando el autónomo elija cotizar por la base mínima. Para el resto de bases de cotización, la bonificación no será de una cuota fija de 60 euros, sino una reducción del 80% (sobre la cuota de la base mínima) aplicada a la cuota que elija abonar a la Seguridad Social.

Una vez superado este primer año tanto en uno como en otro supuesto, y con independencia de la base de cotización elegida, el colectivo autónomo se beneficiará durante otro semestre de una reducción equivalente al 50% de la cuota. Los restantes seis meses, hasta completar un total de 24, se beneficiarán de una reducción equivalente al 30% de la cuota. Ambas reducciones se calculan utilizando la base mínima, no sobre la base elegida si esta es mayor.

1.1. Hombres menores de 30 años o mujeres menores de 35 años

Además de los 24 meses de bonificación previstos de manera general (excepto para los municipios de menos de 5.000 habitantes que son 12 meses más con la tarifa plana inicial) los trabajadores hombres menores de 30 años o mujeres menores de 35 años ven ampliados otros 12 meses esos incentivos, mediante una bonificación adicional equivalente al 30% sobre la cuota por contingencias comunes. En esta se incluye la incapacidad temporal, durante los 12 meses siguientes a la finalización del periodo de bonificación previsto con carácter general.

1.2. Discapacidad igual o superior al 33%, víctimas de violencia de género y víctimas de terrorismo

En el caso de pertenecer a estos colectivos, la cotización se bonificará de la siguiente forma:

  • En el caso de que coticen por la base mínima podrán acogerse a la tarifa plana o a la reducción del 80% si se elige una base mayor que la mínima, durante los 12 primeros meses.
  • Pasado ese periodo inicial de 12 meses, y con independencia de la base de cotización elegida, los autónomos que disfruten de esta bonificación podrán aplicarse una reducción del 50% sobre la cuota por un período de 48 meses, hasta completar un periodo de 5 años desde la fecha de efectos del alta.

Además, las personas del colectivo autónomo que se den de baja en su actividad por causas relativas a violencia de género tienen derecho a que se les considere como cotizado un plazo de seis meses. Es decir que, durante medio año tras haber causado baja, a pesar de no pagar su cuota, se considerará que han estado dadas de alta en el RETA y cotizando a la Seguridad Social.

 

2. Bonificación por maternidad, paternidad, adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia

Durante el descanso por maternidad, paternidad, adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo y lactancia, los autónomos podrán optar a una bonificación del 100% de la cuota durante dicho periodo -un mes como mínimo-.

Esta devolución del 100% de la cuota se calculará sobre la base media que tuviera el dicha persona en los 12 meses anteriores a la fecha en la que se acoja a esta medida. En el caso de que el autónomo lleve menos de 12 meses desarrollando su actividad, la base media de cotización se calculará desde la fecha de alta.

 

3. Bonificación por conciliación laboral y familiar vinculada a la contratación

La Seguridad Social ofrece una bonificación a aquellos autónomos que contraten a alguien para encargarse de su negocio durante el tiempo que deban ausentarse del mismo para hacerse cargo del cuidado de algún familiar, es decir, por conciliación laboral.

En este caso, pueden beneficiarse de una bonificación del 100% de su cuota, por un plazo de hasta 12 meses -la bonificación será del 50% si la contratación es a tiempo parcial-. en el caso de que permanezcan de alta en el RETA y contraten a alguien a tiempo completo o parcial en los supuestos de:

  • Cuidado de menores de 12 años que tengan a su cargo.
  • Tener a su cargo una o un familiar, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive, en situación de dependencia, debidamente acreditada.
  • Tener a su cargo una o un familiar, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive, con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 por ciento, o una discapacidad física o sensorial con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 65 por ciento, cuando dicha discapacidad esté debidamente acreditada, siempre que dicho familiar no desempeñe una actividad retribuida.

4. Bonificación para mujeres autónomas que se reincorporen a la actividad

Los autónomos que hubieran cesado en su actividad por nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento y tutela, y vuelvan a realizar una actividad por cuenta propia en los dos años siguientes a la fecha de cese, tendrán una cuota fija de 60 euros al mes durante los 12 meses inmediatamente siguientes a la fecha de reincorporación al trabajo en caso de que opten por la base mínima de cotización o una reducción del 80% si optan por una base superior a la mínima.

5. Bonificación para autónomos mayores de 65 o 67 años

Los autónomos con 65 años de edad, y 38 años y seis meses o más de cotización, o con 67 años y 37 años o más, respectivamente, disfrutan de una exoneración el 100% de la totalidad de las cuotas (excepto Incapacidad Temporal).

6. Bonificación por alta a familiares colaboradores

Las personas del colectivo autónomo que se den de alta como familiares colaboradores tendrán derecho a una bonificación durante los 24 meses siguientes a la fecha de alta, equivalente al 50% de la cuota durante los primeros 18 meses y al 25% durante los 6 meses siguientes.

7. Bonificación a autónomos en pluriactividad

En el caso de las personas en situación de pluriactividad (es decir, que se trabaje tanto por cuenta propia como por cuenta ajena, al estar contratado por una empresa y que, por lo tanto, se cotice en ambos regímenes), si es la primera vez que se dan de alta en el RETA y, consecuencia de ello, se inicia la situación de pluriactividad, pueden elegir una base de cotización reducida con respecto a la normal durante 36 meses.

En este caso, durante los 18 primeros meses tras el alta pueden optar por una base comprendida entre el 50% de la base mínima de cotización vigente y la base máxima, y luego durante otros 18 meses decantarse por otra comprendida entre el 75% de la base mínima y la base máxima.

Si la actividad laboral por cuenta ajena lo es a tiempo parcial, con una jornada a partir del 50% de la correspondiente a la de una persona trabajadora con jornada a tiempo completo, estos porcentajes cambian ligeramente.

En estos casos, además, se produce una doble cotización en la Seguridad Social. Por un lado, la que hace la persona trabajadora por cuenta propia al pagar su cuota de autónomos mensualmente, y por otro, el montante mensual que paga la empresa por la que está contratada por cuenta ajena.

Si entre ambas cotizaciones por contingencias comunes se supera la cantidad de 13.822,06 euros, dicha persona tiene derecho a que le sea devuelto el 50% de ese exceso de cotización.

Últimas noticias