La Seguridad Social reconoce el derecho de los autónomos societarios a la tarifa plana: cómo reclamarla

Siete años después de la creación en 2013 de esta bonificación en la cotización al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), los autónomos societarios han visto reconocido el derecho a acogerse a la Tarifa Plana que, hasta ahora, estaba reservada tan sólo a los trabajadores por cuenta propia que se dieran de alta como persona física.

Tres sentencias del Tribunal Supremo han llevado a que la Tesorería General de la Seguridad Social apruebe un cambio de criterio, de manera que todos los nuevos autónomos que se den de alta como miembros de una sociedad mercantil, ya tienen reconocido de oficio el derecho a acogerse a la Tarifa Plana. Pero no sólo ellos, también todos aquellos autónomos societarios a los que, en su momento, cuando causaron alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), se les denegó el acceso a esta bonificación.

De esta forma, no sólo se reconoce a los autónomos societarios los mismos derechos e igualdad de condiciones que los autónomos que son persona física para acceder a la tarifa plana, sino que se posibilita solicitar devoluciones de cuotas abonadas en exceso si la Tesorería General de la Seguridad Social hubiese negado en su momento el acceso a la bonificación.

Los autónomos societarios podrían reclamar una media de 4.000 euros

Esto último significa que miles de autónomos societarios que se hayan podido dar de alta durante los últimos años y a los que o bien se les denegó la ayuda directamente y no recurrieron, o bien recurrieron y se desestimó su recurso, ahora pueden reclamar el dinero que pagaron indebidamente a la Seguridad Social en concepto de cotizaciones que, en realidad, tenían que haber estado bonificadas.

La bonificación conocida como Tarifa Plana está recogida en el artículo 31 de la Ley 20/2007, del Estatuto del Trabajo Autónomo. Esta ayuda prevé beneficios en “la cotización a la Seguridad Social de los autónomos que causen alta inicial o que no hubieran estado en situación de alta en los dos años inmediatamente anteriores, a contar desde la fecha de efectos del alta”.

Así pues, cualquier autónomo societario que cumpla estos requisitos, puede reclamar las cotizaciones de más que ingresó a la Seguridad Social durante los 24 meses de bonificación prevista por esta ayuda. La Tarifa Plana es un incentivo de 12 meses -los primeros desde que se causa el alta- con una cuota fija de 60 euros, los seis siguientes con una reducción del 50% de la base de cotización y los otros seis con una reducción del 30%.

En todo caso, el importe de la devolución de los ingresos indebidos realizados por parte de los autónomos societarios que tuvieran derecho a la Tarifa Plana y no disfrutaran de esta ayuda en su momento va a depender de la cotización del autónomo.

Cuatro años desde la fecha de alta para reclamar

Aunque la Seguridad Social reconoce la posibilidad de que los autónomos a realizar la reclamación, hay que tener en cuenta que, según la Ley General de la Seguridad Social, las reclamaciones por ingresos indebidos prescriben a los cuatro años. Así que, ateniéndonos a lo que dice esta norma, parece que los autónomos societarios sólo podrán reclamar estas cotizaciones ingresadas de más a la Tesorería si se dieron de alta después de septiembre de 2016 y cumplían en ese momento con los requisitos exigidos.

¿Cuánto le corresponde al autónomo societario de bonificación?

Todavía no está claro cuál va a ser la tarifa a pagar y la bonificación correspondiente, dado que no se puede trasladar de manera automática el ejemplo de los autónomos que son persona física. Así, el autónomo societario no cotiza por la base mínima, sino por la base mínima del grupo 1 que es de 1.214,10 euros y su cuota mínima será de 367,84€ . Sin embargo, la base de autónomo persona física es de 944,35 euros y su cuota mínima es de 283,30 euros.

Lo más lógico es que, tal y como dice la norma, al autónomo societario no se le aplique durante los 12 primeros meses la cuota fija de 60 euros, sino que se le aplique como está previsto para aquellos que opten por una base de cotización superior a la mínima que corresponda, una reducción del 80 por ciento sobre la cotización por contingencias comunes, lo que supondría una cuota de unos 85 euros. No obstante, las diferentes sentencias que ha emitido el Tribuna Supremo respecto de este tema, no fijan un criterio común, por lo que habrá que esperar a la interpretación final que se realiza.

  • Primer tramo: si el autónomo opta por su base mínima, pagará 60 euros durante los primeros 12 meses inmediatos al alta. Teniendo en cuenta que la base de cotización es superior para autónomos societarios, no se conoce de momento si será un poco mayor a 60 euros., aunque parece lo más posible.
  • Segundo tramo: pago del 50% de la cuota que corresponda, según base de cotización y contingencias, durante los 6 meses siguientes al primer tramo. Eso equivaldría a unos 183,9 €/mes.
  • Tercer tramo: reducción del 30% de la cuota durante 3 meses más. Como consecuencia, al tener que pagar el 70% de la cuota, hablamos de unos 257,46 euros al mes.
  • Cuarto tramo: igual que el tercer tramo.

Procedimiento para solicitar la devolución de las cantidades pagadas

Lo primero de todo es que hay que reclamar la devolución del exceso de cotizaciones a la Seguridad Social, ya que la aplicación de la tarifa plana no va a realizarse de oficio.

Todavía no existe un procedimiento específico, pero parece que va a ser el mismo que para reclamar otras cuotas cobradas por error (solicitud de devolución de ingresos indebidos TC.13/1). Algunas organizaciones representativas de los trabajadores autónomos ya han elaborado un escrito para ser utilizado en dicha reclamación, como ATA.

 

 

Últimas noticias