Guía de solicitud del Kit Digital para autónomos y pequeñas empresas

Como ya avanzamos a principios de año, tras cerrarse la convocatoria para las grandes empresas, se aproximan las fechas para que autónomos y pequeñas empresas puedan solicitar la ayuda del Kit Digital. En esta guía te recordamos qué es este programa de ayudas y decimos cómo y cuándo solicitarlas.

 

¿Qué es el Kit Digital?

Es una ayuda estatal, dirigida a pymes, micropymes y autónomos, la cual busca apoyar en la mejora de estos negocios a través de diferentes herramientas digitales. Para ello, se concederán una serie de bonos de diferente importe, con los que estos podrán adquirir servicios y soluciones para conseguir ese objetivo.

Para los autónomos sin personas empleadas o, únicamente con una, el importe de la ayuda es de hasta 2.000 euros. Sin embargo, en el caso de los autónomos y empresas de hasta 9 personas trabajadoras, la ayuda asciende a 6.000 euros.

Ese dinero debe destinarse a la compra de una serie de servicios tales como:

  • Sitio web y presencia en Internet: creación de páginas web, mejora del posicionamiento SEO y visibilidad de la empresa en la red.
  • Comercio electrónico: creación de una tienda online.
  • Gestión de redes sociales: dar a conocer el negocio en redes sociales, entre otras cosas, a través de la realización de campañas de publicidad.
  • Gestión de la clientela y/o proveedores: digitalización y la consiguiente optimización de las relaciones comerciales con la clientela y proveedores.
  • Business Intelligence y analítica: análisis de los datos de la empresa en el entorno digital para la mejora del proceso de toma de decisiones.
  • Servicios y herramientas de oficina virtual: implantación de herramientas digitales que faciliten y agilicen la colaboración entre las personas trabajadoras de la empresa.
  • Gestión de procesos: digitalización y posible automatización de diferentes aspectos operativos o productivos.
  • Factura electrónica: digitalización el flujo de emisión de facturas a través de un software de facturación.
  • Comunicaciones seguras: proporcionar seguridad en la conexión entre los dispositivos de la empresa y los de las personas trabajadoras.
  • Ciberseguridad: facilitar a las empresas una seguridad para sus dispositivos.

Asimismo, estás ayudas podrán destinarse a la adopción de soluciones de digitalización cuyo fin sea sustituir soluciones ya adoptadas por la persona o empresa beneficiaria, siempre que supongan una mejora funcional.

Se considerará mejora funcional el cumplimiento de los siguientes requisitos:

  • La solución debe ser completamente nueva y cumplir todos los requisitos mínimos de la categoría a la que pertenece, de acuerdo a la normativa.
  • Que la solución sustituida no cumpliera con alguno de los requisitos mínimos exigidos en la misma categoría de solución de digitalización correspondiente.

No se considerará mejora funcional si:

  • No se aporta ningún desarrollo, progreso, aumento o enriquecimiento de los servicios y funcionalidades de la solución existente.
  • Actualización de versiones de software por el proveedor, esto es, releases que el proveedor saque sobre una versión.
  • Upgrades o mejora de versiones.

Esos servicios, que se pagarán con ese bono digital (salvo el IVA, que no es subvencionable), deben contratarse solo con los y las profesionales y empresas informáticas que se han adherido al programa, cuyo número asciende en este momento a más de 8.000.

El plazo máximo para la formalización de esa contratación (lo que la normativa llama el Acuerdo de Prestación de Soluciones de Digitalización asociados al bono digital) por ambas partes será de 6 meses, contados desde la notificación de la resolución de concesión de la ayuda.

 

¿Cuándo se podrá solicitar la ayuda?

El reparto de las ayudas del Kit Digital se ha dividido en tres convocatorias para cada uno de los tres segmentos de negocios que definió el Gobierno:

  • El segmento I, actividades de entre 10 y 49 personas empleadas a su cargo, es decir, las pequeñas y medianas empresas.
  • Microempresas, que son la mayoría de negocios regentados por autónomos se dividen entre el segmento II (de 3 a 9 personas empleadas) y el segmento III (de 0 a 2 personas trabajadoras en plantilla).

De este modo, el momento en el que cada negocio vaya a poder acceder a estas ayudas europeas para la digitalización va a depender, fundamentalmente, del tamaño de su plantilla. Por otro lado, y pendientes de cambios en las bases reguladoras, en la primera de las convocatorias se exigía que la persona o empresa solicitante llevara dada de alta al menos 6 meses.

El Gobierno abrirá en julio la convocatoria de ayudas del Kit Digital para autónomos y empresas que tengan entre 3 y 9 personas trabajadoras, mientras que la convocatoria para autónomos (sin personas empleadas o hasta un máximo de 2 en plantilla) tendrán que esperar todavía hasta septiembre u octubre.

Aunque todavía no esté abierta la convocatoria y, por lo tanto, no se conocen cuáles serán exactamente los requisitos, se espera que sean muy parecidos a los que se está exigiendo ahora mismo a los negocios de más de diez personas trabajadoras, que tienen su convocatoria activa desde marzo.

 

¿Cómo calcular las personas trabajadoras en plantilla de cara a realizar la solicitud?

Cabe recordar que el número de personas empleadas en plantilla no siempre se debe calcular en función de las personas contratadas, sino que también puede tener que ver con el tipo de jornada en la que se encuentran estas. Así pues, para calcular el número de personas trabajadoras, el autónomo debe tener en cuenta los días y las horas cotizadas que han cotizado estas en 2021.

De este modo, una persona que trabaje a media jornada contaría la mitad de cara al Kit Digital. Cada empleador o empleadora puede hacer el cálculo de su plantilla media accediendo a la web de la Seguridad Social y descargando el ‘Informe plantilla media de personas trabajadoras en alta’.

Una vez descargado, obtendrá todos los datos sobre la plantilla media en un período determinado y sabrá con certeza a qué segmento del Kit Digital pertenece.

 

Los autónomos pueden anticiparse e ir presentando su solicitud del Kit digital

La disposición publicada en diciembre que fijó las bases reguladoras generales para las tres convocatorias del Kit Digital ya señalaba que, una vez cumplido los requisitos formales, el único criterio de concesión de estas ayudas será el orden de llegada de las solicitudes.

Esto quiere decir que los autónomos y empresas que se anticipen y vayan gestionando los distintos trámites necesarios –como el alta y diagnóstico en AceleraPyme- podrán tramitar más rápidamente su solicitud y mejorar sus posibilidades de éxito.

Teniendo en cuenta que los recursos presupuestados para el Kit Digital en cada convocatoria son limitados, cuanto antes se tenga recabada toda la documentación y se hagan los trámites previos, antes se podrá hacer la solicitud y tratar de asegurar a la ayuda.

 

Primer paso para anticiparse a la convocatoria: alta en AceleraPyme y completar el Test

El primer paso que ya pueden ir cumplimentando tanto los autónomos con entre tres y diez personas trabajadoras, como los que tienen como máximo 2 personas su cargo es la inscripción en la web AceleraPyme y realizar el test de autodiagnóstico habilitado en la página, cuya realización es obligatoria para acceder a las ayudas del Kit Digital.

Para llevarlo a cabo únicamente deberán registrarse dentro de la propia plataforma con un correo electrónico y contraseña. Una vez completado dicho registro, podrán iniciar el test. El formulario tiene una duración estimada de 10 minutos y está compuesto por 13 sencillas preguntas en materia de digitalización.

Una vez cumplimentado este test ya estarán muy avanzados los trámites para poder solicitar los fondos. Sólo habrá que esperar a que se abra su convocatoria según las fechas señaladas e iniciar su procedimiento de solicitud.

Hay que recordar también que la solicitud se realiza en la sede electrónica de Red.es, para lo que se requiere tener un certificado digital válido.

Últimas noticias