Consecuencias fiscales del Brexit para empresas y autónomos

El 31 de enero de 2020 se produjo la salida oficial de Reino Unido de la Unión Europea. No se ha producido un acuerdo de ampliación del periodo transitorio antes del 1 de julio de 2020, y en consecuencia y por acuerdo de las partes, los efectos fiscales del Brexit se producen ya desde el 1 de enero de 2021.

  1. 1. IVA: Reino Unido no estará sujeto a la Directiva de IVA 
  2. 2. Aduanas: Con la llegada del Brexit, volverán a existir las fronteras, con lo que será obligatorio la presentación de declaraciones aduaneras. 
  3. 3. Impuestos especiales: Como en casos anteriores, no se aplicarán directivas europeas, lo que supondrá el desarrollo de propia normativa y tipos impositivos.

Así, hasta el 31 de diciembre de 2020 las empresas españolas que realizan operaciones con el Reino Unido podían actuar de la manera habitual, es decir, considerando a Reino Unido como un Estado Miembro de la Unión Europea. Sin embargo, desde el 1 de enero de 2021 ya se debe tratar al Reino Unido como al resto de países de fuera de la UE.

De todos los cambios a nivel fiscal que esto supone, a continuación, se exponen los más destacables a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), por ser los más significativos para pequeñas empresas y autónomos, aunque lógicamente también existe un impacto en los impuestos especiales, el IRPF, el Impuesto de la renta de No Residentes o el Impuesto de Sociedades en algunas situaciones, así como en el régimen especial de prestaciones de servicios tecnológicos.

Consecuencias del Brexit en el IVA a partir del 1 enero de 2021

La salida de Reino Unido de la Unión Europea supone, entre otras cuestiones, que los flujos de mercancías entre Territorio de aplicación del IVA y Reino Unido dejarán de tener la consideración de operaciones intracomunitarias para pasar a considerarse importaciones y exportaciones y estar sujetas a formalidades aduaneras.

> Entregas de bienes y prestaciones de servicios

Las entregas de bienes entre ambos territorios pierden su condición de operaciones intracomunitarias y pasan a tener la consideración de mercancía de terceros países, sujetas a formalidades aduaneras como:

  • Importación: para las entradas de bienes en la Península y Baleares procedentes de Reino Unido la base imponible del IVA en la importación es el Valor en Aduana añadiendo los siguientes conceptos en cuanto no estén comprendidos en el mismo
    • los impuestos, derechos, exacciones y demás gravámenes que se devenguen con motivo de la importación (salvo el IVA)
    • los gastos accesorios, como las comisiones y los gastos de embalaje, transporte y seguro que se produzcan hasta el primer lugar de destino de los bienes en el interior de la Comunidad).
  • Exportación: Las mercancías que sean transportadas desde Península y Baleares al Reino Unido serán exportaciones y estarán exentas de IVA.

Y, además, hay que tener en cuenta que, dado que los flujos de mercancías entre España y Reino Unido dejarán de tener la consideración de operaciones intracomunitarias, pasan a estar sujetos a las formalidades y controles aduaneros.

Las entregas de bienes a particulares ingleses no podrán aplicar el régimen de ventas a distancia por lo que las empresas españolas no deberán repercutir ningún IVA por las ventas a particulares (al adquirir los productos, los compradores británicos estarán realizando una importación).

Respecto a las prestaciones de servicios, estos se localizarán según lo previsto en los artículos 69 y 70 de la Norma de IVA, con la premisa de que a, partir de 01-01-2021, el Reino Unido se trata de un país tercero, de tal forma que estarán sujetos al IVA español los servicios enumerados en dichos artículos cuando se localicen en Reino Unido pero su utilización o explotación efectiva se realice en el territorio de aplicación del IVA español.

> Cambios en la gestión del IVA a partir del 1 de enero de 2021 (NIF-IVA y modelo 349)

Dado que las operaciones realizadas entre el territorio de aplicación del IVA y Reino Unido dejan de calificarse como intracomunitarias no deberán informarse a través de la declaración recapitulativa modelo 349.

Tampoco será exigible que las empresas tengan que identificarse mediante un NIF-IVA.

En el caso de realizar operaciones aduaneras (importaciones o exportaciones), deberán disponer de un número EORI. Para más detalles sobre el número EORI, ver este enlace Qué es el número EORI

NOTA: si el transporte de la mercancía desde Reino Unido a España se inicia antes del 01-01-2021 y llega a destino después de dicha fecha, se presentará en Aduana la mercancía, pero sin tributar como importación, sino como adquisición intracomunitaria, teniendo que incluirla en el modelo 349 correspondiente. Las autoridades aduaneras podrán requerir al importador la prueba del inicio del transporte antes del 1 de enero de 2021 mediante los documentos de transporte.

 

 

 

 

Últimas noticias