Cómo afectará a los autónomos cotizar por ingresos reales

Tras varias propuestas e intentos en años anteriores parece que 2021 puede ser el último año que se mantenga el sistema de cotización al Régimen de Trabajadores Autónomos tal y como está actualmente.

Así, el pasado 14 de octubre, el Ministerio de Seguridad Social y Migraciones se reunió con los representantes de las principales asociaciones de autónomos (como ATA, UPTA y UATAE) para tratar este tema y que es una de las recomendaciones de la Comisión del Pacto de Toledo: que los autónomos coticen por sus ingresos reales.

Lo que se plantea desde el ministerio es que los trabajadores por cuenta propia comiencen a cotizar el año que viene por un sistema donde su base de cotización se establezca en función de los ingresos que creen que van a tener. Como señalan desde el ministerio, lo que se ha propuesto es un “sistema flexible, que se pueda modificar a lo largo del año y que se regularice un año después, incluso con la posibilidad de que se devuelva el exceso de cotizaciones pagado por el trabajador”.

La cotización por ingresos reales supondría pasar de un sistema de cotización en el RETA en el que los autónomos tienen la posibilidad de elegir su base de cotización dentro de las bases mínimas y máximas anuales, para establecer tramos de cotización según los ingresos anuales reales de los afiliados

Aunque la fórmula está aún por definir, y a la espera también de que el ministerio vuelva a reunirse con los agentes sociales para consensuar el nuevo modelo, las primeras cifras que manejan desde Seguridad Social es que esta medida, de entrada, podría beneficiar a más de 1 millón de autónomos con rendimientos declarados inferiores al salario mínimo profesional (SMI) que, con este nuevo sistema, verían como su cotización sería menor que la actual.

Por otro lado, la ATA sostiene que lo avanzado hasta la fecha de este nuevo modelo implicaría que se les subiera la cotización a unos 700.000 autónomos, que declaran ingresos superiores a 25.000 euros. No obstante, como contrapartida a esta subida, obtendrían una mejora de las prestaciones por cese de actividad y de las pensiones de jubilación. A modo de dato, el 86% de los 3,2 millones de trabajadores autónomos que hay en nuestro país cotizan por el mínimo.

Lo que sabemos hasta ahora

En la actualidad, el sistema permite al autónomo decidir qué parte de su jubilación va a ser financiada por el Estado y en qué medida por su ahorro privado. Así, los autónomos pueden elegir su base de cotización entre la mínima (944,40 euros) y la máxima (4.070,10 euros). La base, además de determinar qué cuota se paga al mes, influye a la hora de recibir la pensión de jubilación: a mayor base, más pensión.

Según han avanzado varios medios de comunicación, el Gobierno está cerca establecer unos tramos de renta, en base a los cuales se establecería la cuota de autónomos correspondiente:

  • Hasta 11.999 euros de ingresos: los autónomos que se sitúen dentro de este rango podrían tributar por la base mínima y obtener una importante rebaja respecto de lo cotizado hasta ahora (hasta un 50%).
  • A partir de 12.000 euros y hasta los 24.000-25.000 euros no se experimentaría un gran cambio, ya que se cotizaría como hasta ahora por la base mínima.
  • A partir de esos 24.000-25.000 euros y hasta los 45.000 euros de ingresos, las aportaciones de los autónomos a la Seguridad Social irían en aumento, pero en este caso, no de manera voluntaria como hasta ahora sino ya obligatoria.
  • Además, se podría considerar que los autónomos que coticen más de lo ingresado tengan derecho a la devolución de ese exceso.

Las propuestas de ATA, UPTA y UATAE

ATA propone que se acometan una serie de medidas en consonancia con las recomendaciones del Pacto de Toledo para mejorar el sistema:

  • Que los trabajadores autónomos mayores de 48 años (prácticamente la mitad de los autónomos) puedan adecuar de forma voluntaria su cotización a sus ingresos. Es decir, que se elimine el tope de la base de 2.077€/mes por la que se les permite actualmente cotizar.
  • Que los autónomos societarios (más de 900.000 autónomos) puedan deducir como gasto de empresa, al igual que las cotizaciones de los trabajadores autónomos ordinarios, su cotización a la seguridad social.
  • Aportaciones a lo largo del año independientemente de la cuota mensual que paga cada autónomo que permitan mejorar sus prestaciones.
  • Que los autónomos puedan modificar su base de cotización 6 veces al año.
  • Reducir la cotización a los autónomos cuyos rendimientos netos en el último año estén por debajo del SMI, cotizando a la Seguridad Social de la siguiente forma:
    • Reducción del 50% de la cuota mínima para aquellos autónomos cuyos rendimientos netos no lleguen al SMI.
    • Reducción del 75% de la cuota mínima para aquellos autónomos cuyos rendimientos netos no lleguen al 50% del SMI.

Desde la UPTA se proponen los siguientes tramos de cotización diferenciados para:

Rendimientos anuales netos de actividades económicas y/o profesionales
Cuota
Inferiores al 50% del SMI: Cotización súper reducida que se calculará sobre el 25% de la base mínima de cotización vigente (que con los datos de 2021 supondría 944,40 x 0,25 x 30,60 % = 72,25 euros).
Entre el 50% del SMI el 100% Cotización reducida que se calculará sobre el 50% de la base mínima de cotización vigente (472,20 x 30,60% = 144,50 euros).
>SMI y que no excedan de 25.000 euros L base mínima de cotización mensual sería de 944,40 €, y la cuota igual a la actual, de casi 289 euros.
Entre 25.000 y 30.000 euros Su base mínima de cotización mensual será la equivalente a la base mínima de (Grupo A) prevista para las personas trabajadoras autónomas societarias, 1.214,10 euros, lo que supondría una cuota de 371,51 euros
Entre 30.000 y 40.000 euros Su base mínima de cotización mensual será un 20% superior al tramo anterior, 1.456,96 euros y la cuota de 445,82 euros.
Entre 40.000 y 50.000 euros Su base mínima de cotización mensual será de un 20% superior al tramo anterior, 1.748,34 euros, y la cuota de 535 euros.
Entre 50.000 y 60.000 euros Su base mínima de cotización mensual será de un 20% superior al tramo anterior, 2.098 euros, y la cuota de 642 euros.
> 60.000 euros La base mínima de cotización mensual será de 2.517,60 euros, con una cuota de 770,38 euros.

UPTA propone que este sistema de tramos de cotización sea opcional para los autónomos. Así podrán elegir su tramo de cotización en función de sus previsiones de rendimientos netos anuales.

Por último, UATAE ha presentado también un modelo ordenado por tramos, elaborado por el exministro de Trabajo, Valeriano Gómez, donde 7 de cada 10 autónomos pagarían menos o lo mismo que pagan actualmente (y por lo tanto, 3 de cada 10 más que hasta ahora) y que se resume en lo siguiente:

  • El 50% de los autónomos (unos 1,5 millones autónomos) que son aquellos que están alrededor de 1.500€ al mes o menos, pagarían menos, en concreto un 50% menos los que están en el tramo de menos de 12mil euros al año, y un 25% menos los que ingresan entre 12.000 y 15.000 euros al año (ingresos netos descontando todos los gastos de actividad).
  • Un 7% pagará exactamente lo mismo que paga actualmente.
  • Y de los tramos altos, ya hay un 15% que ya cotiza por bases más altas que la mínima, y por tanto se pagaría lo mismo.
  • Un 30% que aportará más al sostenimiento de la Seguridad Social y cuyo tope será pagar la base máxima de cotización, de manera progresiva y no todos tienen el mismo caso.

Mas información

Últimas noticias