Así te afecta el aumento de la cuota de autónomos en 2022

Tal y como hemos comentado en anteriores publicaciones, el Ministerio de Seguridad Social ha presentado una propuesta de cotización por ingresos reales para las y los autónomos. En este artículo podrás ver cuáles son los trece tramos fijados y las cuotas a pagar a partir de 2023.

No obstante, para este año se presupone un aumento de esta cuota, por lo que si eres de los que cotizan por mínimos tu cuota se verá por tanto incrementada por el efecto del tipo incrementado y la mejora de la base mínima de cotización. Además, también se incrementa un 2,5% el límite máximo para todas las pensiones públicas en 2022, 2.820 euros mensuales lo que supone unos 39.468 euros al año. Por tanto:

  • Si cotizas por mínimos también verás incrementadas las prestaciones públicas que corresponden por efecto de la mejora de la base de cotización.
  • Si cotizas por importes superiores a mínimos, no percibirás tal efecto, salvo que hayas mejorado tu base de cotización o estés cotizando por encima de límites máximos de pensión.

Lo mismo ocurrirá con la prestación por incapacidad temporal (IT) o comúnmente conocida como baja laboral. Sin embargo, a pesar de tal incremento, y como en la mayoría de los casos, la prestación pública recibida no alcanzará los ingresos habituales; e incluso, puede llegar a no cubrir los gastos fijos asociados a nuestra actividad paralizada temporalmente por un accidente o una enfermedad.

En caso de que todavía tengas dudas sobre cómo se calcula la cuantía de la prestación por IT, esto es lo que debes tener en cuenta:

En caso de enfermedad común y accidente no laboral:

  • 60% desde el día 4 hasta el 20 inclusive de la base de cotización del mes anterior al de la baja dividida entre 30.
  • 75% desde el día 21 en adelante.

En caso de accidente de trabajo y enfermedad profesional:

  • 75% desde el día 21 en adelante.
  • 75% desde el día en que se produzca el nacimiento del derecho de la base de cotización del mes anterior al de la baja dividida entre 30.

Además, para mitigar las consecuencias que puede acarrear una baja por accidente o enfermedad, existen dos opciones:

  1. Mejorar la base de cotización en la Seguridad Social; siempre teniendo en cuenta las limitaciones que marca la normativa en cuanto a edad e importe de la base de cotización de la persona que solicita la mejora.
  2. Complementar estas prestaciones públicas con un seguro privado; opción por la que optan cada vez más autónomos y pymes.

Los seguros conocidos como seguros de Baja Diaria o Baja Laboral pretenden eso, cubrir, hasta el importe que tu desees, esas desviaciones que pueden existir entre los ingresos habituales y prestación correspondiente por una baja. Disminuir la merma de ingresos que pueda ocurrir y garantizar la cobertura de los gastos fijos de la actividad en situaciones más delicadas es la opción por la que opta ya en torno al 15% de las y los autónomos.

El mercado asegurador presenta diversas modalidades de seguros de baja diaria, de baremo, de incapacidad temporal por enfermedad y accidente, de cobertura sólo por hospitalización, por cobertura sólo por enfermedades graves. Un amplio abanico para que cada persona opte por la solución de protección en la que se sienta más cómodo.

En equipo de especialistas en Seguros de LABORAL Kutxa te puede ayudar en la búsqueda de la protección que más se adecue a tu caso. Además de darte toda la información de producto que necesites, te facilitará tu Estudio personalizado de Protección Personal AUKERA, con el que conocerás y tendrás el detalle de las prestaciones públicas que te corresponden, así como un diagnóstico y recomendación de protección atendiendo a tu realidad personal.

Últimas noticias