Así serían las nuevas cuotas de autónomos a partir de 2023

El Ministerio de Seguridad Social ha presentado en la mesa de diálogo social para reformar el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) una nueva propuesta de cotización por ingresos reales para este colectivo que fijaría trece tramos distintos, con cuotas desde los 183 euros para los que menos ganan hasta los 1.266 euros para los que más.

Tal y como hemos venido publicando anteriormente, se llevan varios años trabajando en la creación de un sistema por ingresos reales, en detrimento del actual sistema de elección de base de cotización, a partir del cual se calcula la consiguiente cuota de autónomos independientemente del rendimiento económico que se alcance en el desarrollo de la actividad.

De aprobarse, el nuevo sistema entrará en vigor en 2023 pero las personas que coticen en este régimen tendrán un periodo transitorio de 9 años para aplicarlo durante el cual su cuota irá aumentando o disminuyendo progresivamente hacia el tramo que les corresponda.

En base al rendimiento económico que tienen en la actualidad los más de 3 millones de personas trabajadoras autónomas que hay en España, la Seguridad Social calcula que el nuevo sistema beneficiará al 66%, que tendrán que pagar mensualmente menos con esta nueva modalidad de cálculo. Así, los que ganen menos de 600 euros al mes tendrán un ahorro anual de 1.300 euros, mientras que los que ganen entre 600 y 900 euros al mes pagarán 600 euros menos cada año.

Propuesta de la Seguridad Social: tramos de rendimientos netos y cuotas a pagar

El primer tramo de ingresos será para los que tienen rentas inferiores a 600 euros al mes, mientras que el más elevado será para los que ingresen más de 4.050 euros. Los autónomos se enmarcarán en uno u otro tramo en función de sus rentas, aunque podrán cambiar de franja hasta seis veces a lo largo del año para poder adecuarse a la evolución de sus ingresos, pensando sobre todo en aquellas personas trabajadoras autónomas con actividades muy estacionales.

En la tabla puede verse como se plantan tres tramos con efectos diferentes: uno fijado en 1.125,9 euros, para el cual se seguirá pagando lo mismo que ahora durante esos 9 años. Otro por debajo, entre 600 y 1.125,90 euros/mes, para el que se irá pagando menos cuota en los próximos nueve años. Y, por otro lado, para los profesionales cuyos rendimientos netos varían entre 1.125,90 y 4.050 euros/mes, para los que son el resto de diez tramos y que irán cada año pagando más cuota a la Seguridad Social.

Uno de los problemas que plantea el esquema y que han denunciado algunos agentes sociales es que la cuota va a ajustarse tanto a la baja como al alza de forma muy lenta (en 9 años), en especial si es a la baja. Así, por ejemplo, las personas autónomas que no llegan al SMI hasta que pasen realmente nueve años van a verse obligados a pagar cuotas cercanas a la actual. De hecho, la cuota en 2023 sólo bajaría un 4% para los autónomos en este tramo.

Tarifa plana durante dos años para rendimientos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional

Por otro lado, la denominada tarifa plana se mantendrá, pero con una duración máxima de dos años y sólo para aquellos trabajadores y trabajadoras autónomas con rendimientos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional.

Últimas noticias