Nuevas ayudas y acceso a la prórroga de la prestación por cese de actividad para trabajadores autónomos

Tras la finalización prevista de la prestación extraordinaria por cese el 30 de junio con el fin del estado de alarma, se han aprobado nuevas medidas de protección para los trabajadores autónomos cuya actividad se vea afectada por el COVID-19.

Son tres las novedades que regulan el cese de actividad desde el 1 de julio hasta el próximo 30 de septiembre, publicadas en el Real Decreto-ley 24/2020, de 26 de junio:

  • La primera de ellos es la continuación de las ayudas de prestación por cese de actividad extraordinaria -aunque más parecida a la ordinaria- para los que presenten fuertes caídas en sus ingresos durante el tercer trimestre de 2020. En este caso habrá que volver a solicitar la prestación ante la Mutua.
  • La segunda plantea que, para todos los que no puedan acreditar caídas en su facturación tan elevadas, pero hayan estado acogidos a la actual prestación por cese de actividad extraordinario, se alargarán automáticamente las exenciones de sus cuotas a la Seguridad Social.  Es decir, no habrá que realizar trámite alguna para acceder a esta exoneración.
  • Además, se pone también en marcha una prestación para proteger a aquellos autónomos “de temporada”, es decir,  que estén afectados por la estacionalidad y que, por no estar dados de alta en el momento en que se decretó el Estado de Alarma, quedaron fuera del cese de actividad extraordinario durante estos meses, a pesar de presentar grandes caídas en sus ingresos.

De manera resumida, las podemos ver en el siguiente cuadro explicativo:

Aunque te las desarrollamos en este artículo, en esta guía editada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones puedes ver la respuesta a las principales cuestiones que suscitan estas nuevas ayudas.

1. Exención de la cuota de autónomos

Aquellos trabajadores por cuenta propia que hayan sido beneficiarios de la prestación por cese de actividad hasta el 30 de junio, compatible con la exoneración de la cuota a la Seguridad Social podrán acogerse a las siguientes bonificaciones:

  • el 100% de la cuota del mes de julio
  • el 50% en el mes de agosto
  • el 25% en el mes de septiembre.

Sin embargo, estas bonificaciones no son compatibles con el cobro de la prestación por cese de actividad en el mismo periodo de tiempo. Es decir, a la exención de las cuotas tendrán derecho todos los autónomos acogidos ahora a la prestación extraordinaria pero que no se acojan al nuevo cese de actividad.

Una importante novedad en el terreno de las bonificaciones de las cuotas es que son compatibles con las prestaciones por incapacidad temporal o cualesquiera otros subsidios siempre que se mantenga la obligación de cotizar.

Para obtener esta exoneración no hay que realizar ningún trámite. Todos los autónomos acogidos a la prestación extraordinaria y que no soliciten el nuevo cese de actividad tendrán acceso de forma automática a la exoneración, sin necesidad de tramitar ninguna solicitud a sus mutuas. No así los que quieran acogerse a la prestación por cese de actividad, que sí deberán volver a tramitar la solicitud de acceso a la prestación.

2. Qué autónomos podrán mantener la prestación por cese de actividad hasta septiembre 

Aquellos trabajadores autónomos que vinieran percibiendo hasta el 30 de junio la prestación extraordinaria de cese y que acrediten una caída de la facturación del 75% en los meses de julio, agosto y septiembre de 2020 respecto al mismo periodo de 2019 continuarán percibiendo una prestación por cese de actividad siempre que cumplan los siguientes requisitos:

  • No haber obtenido durante el tercer trimestre de 2020 unos rendimientos netos superiores a 5.818,75 euros (1.939,58 euros mensuales).
  • Estar afiliados y en alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia (RETA) o Autónomos o en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, en su caso.
  • Haber cotizado por cese de actividad, como mínimo, durante los 12 meses inmediatamente anteriores al momento de la solicitud y de forma continuada.
  • No haber cumplido la edad ordinaria de jubilación.
  • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. No obstante, si en la fecha de  solicitud no se cumpliera este requisito, el órgano gestor invitará al pago al trabajador autónomo para que, en el plazo improrrogable de treinta días naturales, ingrese las cuotas debidas.
Solicitud y comprobación de la prestación por cese de actividad

No hará falta esperar a que finalice el trimestre para solicitar la prestación sino que podrá realizarse forma previa y hacer las acreditaciones pertinentes una vez finalice septiembre. Para las pertinentes comprobaciones, las mutuas colaboradoras recabarán la información fiscal a Hacienda del beneficiario, previo consentimiento en la solicitud de cese de actividad. Si no lo obtuvieran, también podrán solicitar al autónomo:

  • Copia del modelo 303 de autoliquidación del IVA del segundo y tercer trimestres de los años 2019 y 2020.
  • Copia del modelo 130 correspondiente a la autoliquidación en pago fraccionado del IRPF del segundo y tercer trimestres de los años 2019 y 2020 a los efectos de poder determinar lo que corresponde al tercer y cuarto trimestre de esos años.
  • Los trabajadores autónomos que tributen por módulos deberán aportar la documentación necesaria o cualquier otro medio de prueba que sirva para acreditar los ingresos exigidos.

La solicitud de la prestación que comienza el próximo 1 de julio, habrá de realizarse en la entidad gestora, es decir la mutua colaboradora, antes del 15 de julio para que surta efecto desde esa fecha. El reconocimiento a la prestación solicitada después del 15 de julio tendrá efecto a partir del día siguiente de la fecha de solicitud.

Compatibilidad de la prestación con el desarrollo de la actividad económica

El Ministerio de Inclusión y Seguridad Social apunta que la prestación, cuyo importe es el 70% de la base reguladora y supone la exoneración de cuotas por contingencias comunes, es compatible con el desarrollo de la actividad económica por cuenta propia.

¿Qué pasará con la cuota de autónomos?

Durante el tiempo que el autónomo esté percibiendo la prestación deberá ingresar a la Seguridad Social la totalidad de su cuota. Después, la mutua abonará al trabajador por cuenta propia, junto con el importe de la prestación,  las cotizaciones por contingencias comunes.

3. Nueva prestación para los autónomos de temporada

A partir del 1 de junio, los autónomos de temporada (aquellos que se dan de alta solo unos pocos meses al año) podrán acceder a una prestación del 70% de la base reguladora en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) durante cuatro meses siempre que la solicitud se presente dentro de los primeros 15 días naturales de julio. Si la solicitud se realiza una vez pasado ese periodo, los efectos para tener derecho a la prestación surgirán a partir del día siguiente de la solicitud.

Para recibir esta prestación el trabajador estará en situación de alta en Seguridad Social pero no habrá obligación de cotizar.

Requisitos para acceder a la prestación para autónomos de temporada con ingresos estacionales

Los requisitos para acceder a esta nueva prestación para trabajadores autónomos fijos discontinuos son:

  • Haber estado de alta y cotizando como trabajador autónomo durante, al menos, cinco meses entre los meses de marzo a octubre de cada uno de los años 2018 y 2019.
  • No haber estado de alta o asimilado al alta como trabajador por cuenta ajena durante el periodo comprendido entre el 1 de marzo de 2018 y el 1 marzo de 2020 durante más de 120 días.
  • No haber estado dado de alta o asimilado al alta en ningún régimen durante los meses de marzo a junio de 2020.
  • No haber percibido prestación alguna del sistema de Seguridad Social durante los meses de enero a junio de 2020, salvo que la misma fuera compatible con el trabajador autónomo.
  •  No tener deudas con Seguridad Social. En caso de no hallarse al corriente en el pago de las cuotas, la Seguridad Social invitará al pago en un plazo de 30 días naturales para que ingrese dichas cuotas.
  • No haber obtenido durante el año 2020 unos ingresos que superen los 23.275 euros.

Durante el cobro de la prestación no existirá obligación de cotizar, permaneciendo el trabajador en situación de alta o asimilada al alta en el régimen de Seguridad Social correspondiente.

Últimas noticias