Acceso a la prestacion extraordinaria por cese de actividad por parte de trabajadores autonomos

Con carácter excepcional y vigencia limitada a un mes, a partir de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma (o hasta el último día del mes en que finalice dicho estado de alarma, de prolongarse éste durante más de un mes), los trabajadores por cuenta propia o autónomos (incluidos los autónomos societarios):

tendrán derecho a la prestación extraordinaria por cese de actividad (regulada en el artículo 17 del RDL 8/2020, de 17 de marzo de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19) siempre que cumplan los siguientes requisitos.

Además, a quien la solicite y le sea concedida esta prestación, la entidad gestora se hará cargo de la cuota de autónomos y cotizará por el autónomo (es decir, los autónomos afectados estarán exentos de pagar cotizaciones a la Seguridad Social), sin que tenga que darse de baja en autónomos para dejar de pagar la cuota.

Requisitos

a) Estar afiliados y en alta, en la fecha de la declaración del estado de alarma, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o, en su caso, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.

b) En el supuesto de que su actividad no se vea directamente suspendida en virtud de lo previsto en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, acreditar la reducción de su facturación en, al menos, un 75%, en relación con la efectuada en el semestre anterior (la facturación del mes anterior al que se solicita el cese de actividad se debe haber reducido en al menos un 75% respecto al promedio de la facturación del semestre anterior.)

Listado de negocios obligados al cierre por el RD 463/2020

c) Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. No obstante, si en la fecha de la suspensión de la actividad o de la reducción de la facturación no se cumpliera este requisito, el órgano gestor invitará al pago al trabajador autónomo para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingrese las cuotas debidas. La regularización del descubierto producirá plenos efectos para la adquisición del derecho a la protección.

No se exigirá que el trabajador autónomo se dé de baja de su actividad en el Impuesto de Actividades Económicas, ni que tenga un plazo mínimo cotizado anteriormente para tener acceso a dicha prestación extraordinaria.

Si se tienen trabajadores a cargo, debe realizar un ERTE y, además, solicitar el cese de actividad.

Los socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado que hayan optado por su encuadramiento como trabajadores por cuenta propia en el régimen especial que corresponda, tendrán derecho igualmente a esta prestación extraordinaria, siempre que reúnan los requisitos establecidos

¿En qué consiste la prestación?

La prestación consistirá en el 70% de la base reguladora (que para la base mínima de cotización son 661 euros). Cuando no se acredite el período mínimo de cotización para tener derecho a la prestación, se tendrá en cuenta la base de cotización mínima (944,35€).

El tiempo de su percepción se entenderá como cotizado y no reducirá los períodos de prestación por cese de actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro.

La duración de la prestación es de 1 mes prorrogable hasta el fin del estado de alarma.

¿Cómo se accede a la prestación?

La gestión de la prestación por cese de actividad corresponderá a la mutua con quien el trabajador autónomo haya formalizado el documento de adhesión al gestionar su alta.

 

Últimas noticias