Necesito contratar: ¿qué opciones tengo?. Principales tipos de contrato.

Si necesitas incorporar a alguna persona a tu empresa, es importante conocer qué contrato es posible hacerle, para así ajustar las condiciones del mismo a tus necesidades y optimizar los posibles incentivos y bonificaciones que puede tener esa contratación.

En este artículo te explicamos los tipos de contratos de trabajo, con el fin de comprender mejor las características del contrato de trabajo y todos los elementos que forman parte de un contrato de trabajo.

A pesar de que se lleva mucho tiempo hablando de la necesidad de simplificar los tipos de contratos de trabajo existentes (hay hasta 42 tipos de contrato), de momento sólo se ha reducido el número de los modelos o formularios de contrato hasta 4, que son las principales modalidades de contratación existentes: indefinida, temporal, contrato en prácticas y contrato para la formación y el aprendizaje.

El resto de tipos de contrato de trabajo se encuadran dentro de estas cuatro grandes modalidades, a las que se les puede ir añadiendo diferentes cláusulas y fórmulas condicionantes que adaptan las condiciones del contrato a las necesidades de empresa y a las características del trabajador. No obstante, con conocer en qué consisten esos cuatro grandes tipos de contrato es suficiente para tener una buena idea de las posibilidades y características de los mismos.

CONTRATACIÓN INDEFINIDA

Características generales:

Los contratos indefinidos son aquellos que se llevan a cabo sin establecer límites en cuanto a la duración del contrato y por lo tanto están pensados para la incorporación de personas a la empresa de manera estable.

Considerando que es habitual que muchos trabajadores encadenen contratos temporales en una misma empresa, hay que tener en cuenta que adquieren la condición de trabajadores fijos aquellos que, en un período de treinta meses hubieran estado contratados durante un plazo superior a veinticuatro meses, seguidos o no, para el mismo puesto de trabajo con la misma empresa, mediante dos o más contratos temporales. Esto no será de aplicación a la utilización de los contratos formativos, de relevo e interinidad.

De entre los diferentes tipos de contratación indefinida uno de los más interesantes es el de apoyo a emprendedores, concebido especialmente para autónomos y pymes de menos de 50 trabajadores. Esta modalidad contempla bonificaciones en la cuota de la Seguridad Social e incentivos fiscales, que son acumulables.

Contrato de apoyo a los emprendedores

El contrato indefinido de apoyo a los emprendedores tiene las siguientes características:

Requisitos:

El trabajador debe estar inscrito como desempleado para que se le puedan aplicar las bonificaciones.

Características:

Tiempo indefinido, jornada completa o parcial y periodo de prueba de un año (este período de prueba no puede establecerse cuando el trabajador haya ya desempeñado las mismas funciones con anterioridad en la empresa bajo cualquier modalidad de contratación). Se debe mantener el empleo del trabajador contratado al menos 3 años.

Requisitos de la empresa:

Menos de 50 trabajadores, que no hayan hecho despidos improcedentes o colectivos en los 6 meses anteriores.

Incentivos

  1. Fiscales (art 43 Ley del Impuesto sobre Sociedades):
  2. Primer trabajador contratado por la empresa, menor de 30 años, la empresa tendrá derecho a una deducción fiscal de 3.000 euros.
  3. En caso de contratar a un desempleado perceptor de prestación contributiva, derecho a una deducción fiscal del 50% del menor de los siguientes importes:
  4. El importe de la prestación por desempleo que el trabajador tuviera pendiente de percibir en el momento de la contratación.
  5. El importe correspondiente a 12 mensualidades de la prestación por desempleo que tienen reconocida.

El trabajador deberá haber percibido la prestación, al menos 3 meses y podrá compatibilizar, voluntariamente, junto con el salario, el 25% de la cuantía de la prestación que tuviera reconocida y pendiente de percibir en el momento de la contratación. Esta compatibilidad se mantendrá exclusivamente durante la vigencia del contrato a jornada completa, con el límite máximo de la duración de la prestación pendiente de percibir.

  1. Bonificaciones en la cuota empresarial a la Seguridad Social, durante 3 años para trabajadores inscritos en la Oficina de Empleo:

Estas bonificaciones serán compatibles con otras ayudas públicas previstas para la misma finalidad sin que la suma de bonificaciones aplicables pueda superar el 100 por 100 de la cuota empresarial a la Seguridad Social.

JÓVENES: Entre 16 y 30 años ambos inclusive.

Primer año: 83,33 euros/mes (1.000 euros/año).

Segundo año: 91,67 euros/mes (1.100 euros/año).

Tercer año: 100 euros/mes (1.200 euros/año).

Cuando se concierte el contrato con una mujer en sectores que este menos representada, las cuantías se incrementaran 8,33 euros/mes (100 euros/año).

MAYORES 45 AÑOS:

108,33 euros/mes (1.300 euros/año). 125 euros/mes (1500 euros/año) cuando se concierte el contrato con una mujer en sectores que este menos representada.

Tanto los incentivos fiscales como las bonificaciones, en el supuesto de que el contrato se celebre a tiempo parcial, se disfrutarán de modo proporcional a la jornada de trabajo pactada en el contrato.

CONTRATOS TEMPORALES

Los contratos temporales son los más adecuados cuando hay que incorporar a un trabajador por un tiempo determinado, una punta de trabajo, una sustitución o para una actividad muy concreta.

Los principales tipos de contratos de trabajo temporales son los siguientes:

Contrato de trabajo por obra o servicio determinado

Las principales características de este tipo de contratación son las siguientes:

  • Este contrato tiene por objeto la realización de obras o servicios con autonomía y sustantividad propias dentro de la actividad de la empresa y cuya ejecución, aunque limitada en el tiempo, es en principio de duración incierta, no pudiendo tener una duración superior a tres años, ampliable en doce meses más por Convenio Colectivo de ámbito sectorial estatal o en su defecto por convenios sectoriales de ámbito inferior. Transcurridos estos plazos, los trabajadores adquirirán la condición de trabajadores fijos de la empresa.
  • La duración será el tiempo que dure la obra o servicio determinado.
  • Podrá ser a jornada completa o a jornada parcial.
  • A la finalización del contrato se indemnizará al trabajador en función de la fecha en la que se formalizó el contrato.
    • en los contratos firmados a partir del 1/1/2014: 11 días por año.
    • en los contratos firmados a partir de 1/1/2015: 12 días por año.
  • Se podrá convertir este tipo de contrato en indefinido pero no tendrá ningún tipo de bonificación [VER TABLA DE INCENTIVOS EN MATERIA DE SEGURIDAD SOCIAL A LA TRANSFORMACIÓN EN INDEFINIDOS DE CONTRATOS TEMPORALES]

Contrato Eventual por circunstancias de la producción

Las principales características de este tipo de contratación son las siguientes:

  • Su objeto es atender circunstancias de la producción, acumulación de tareas, excesos de pedidos y situaciones similares, aun tratándose de la actividad habitual de la empresa. También podrá concertarse para una primera experiencia profesional, primer empleo joven, con un desempleado menor de 30 años, que no tenga experiencia profesional o que esta es inferior a tres meses [VER CONTRATO PRIMER EMPLEO].
  • La duración será de un máximo de 6 meses dentro de un periodo de 12, y por convenio colectivo la duración puede ser hasta 12 meses dentro de un periodo de 18 meses.
  • Se podrá formalizar una única prórroga.
  • Podrá ser a jornada completa o a jornada parcial.
  • A la finalización del contrato se indemnizará al trabajador dependiendo de la fecha de inicio del contrato:
    • en los contratos firmados a partir del 1/1/2014: 11 días por año.
    • en los contratos firmados a partir de 1/1/2015: 12 días por año.
  • Se podrá convertir el contrato en indefinido pero no tendrá ningún tipo de bonificación. Las transformaciones en contratos indefinidos a tiempo completo o a tiempo parcial del eventual, para una primera experiencia profesional, “primer empleo joven”, sí podrás acogerse bonificaciones.

Contrato de Interinidad

Las principales características de este tipo de contratación son las siguientes:

  • Su objeto es sustituir a trabajadores con reserva de su puesto de trabajo, suspensión de contrato para cubrir temporalmente un puesto durante el proceso de selección o sustitución en periodos de vacaciones.
  • Específicamente se podrá realizar en supuestos de sustitución por maternidad, riesgo durante el embarazo, adopción o acogimiento preadoptivo o permanente de trabajadores autónomos y socios de sociedades cooperativas.
  • La duración coincidirá con el tiempo que dure la causa que lo fundamenta.
  • El contrato de trabajo se realizará obligatoriamente por escrito.
  • La jornada será a tiempo completo salvo que el sustituido tenga un contrato a tiempo parcial o una jornada reducida.
  • Además, se limita la duración del período de prueba en los contratos temporales a un máximo de un mes en aquellos contratos de trabajo cuya duración no sea superior a seis meses.

CONTRATO PARA LA FORMACIÓN Y EL APRENDIZAJE

El contrato para la formación y el aprendizaje tiene por objeto la cualificación profesional de los trabajadores en un régimen de alternancia de actividad laboral retribuida en una empresa con actividad formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo.

La actividad formativa inherente al contrato será la necesaria para la obtención de un título de formación profesional, certificado de profesionalidad, certificación académica o acreditación parcial acumulable, y debe estar relacionada con la actividad laboral desarrollada en el puesto de trabajo. El período de formación se desarrollará durante la vigencia del contrato.

  • Requisitos: para jóvenes menores de 25 (o menores de 30 mientras la tasa de desempleo sea superior al 15%) que carezcan de la cualificación necesaria para celebrar un contrato en prácticas.
  • Duración mínima: de 6 meses y máxima de 3 años.
  • Actividad formativa: requiere dedicar a formación el 25% de la jornada el primer año y el 15% el segundo. Puede ser en centro de formación acreditado o en la propia empresa si dispusiera de los medios y personal necesarios.
  • Bonificaciones en la cuota empresarial a la Seguridad Social: 100% en empresas de hasta 250 trabajadores y 75% a partir de 250 trabajadores.
  • Bonificaciones en la cuota de los trabajadores a la Seguridad Social: 100%.
  • Incentivos a la transformación en indefinidos: 1.500 euros/año de deducción de cuotas empresariales a la seguridad social, durante tres años. En el caso de mujeres se incrementa hasta 1.800 euros.

CONTRATO EN PRÁCTICAS

Su objeto es facilitar la práctica profesional de los trabajadores adecuada a su nivel de estudios, con un coste creciente a medida que el trabajador adquiere experiencia.

El contrato de trabajo en prácticas podrá concertarse con:

  • quienes estuvieren en posesión de título universitario o de formación profesional de grado medio o superior o títulos oficialmente reconocidos como equivalentes, de acuerdo con las leyes reguladoras del sistema educativo vigente, o de certificado de profesionalidad de acuerdo con lo previsto en la Ley Orgánica 5/2002 de las Cualificaciones y de la Formación Profesional, que habiliten para el ejercicio profesional.
  • que no hayan transcurrido más de cinco años, o de siete cuando el contrato se concierte con un trabajador con discapacidad, desde la terminación de los estudios, o si el trabajador es menor de 30 años, no se tiene en cuenta la fecha de terminación de los estudios.

La duración es de 6 meses hasta dos años. Se podrán prorrogar por periodos mínimos de 6 meses y un máximo de 2 prórrogas. A su vez, el contrato podrá ser a jornada completa o parcial

La retribución mínima será la pactada en convenio colectivo, y en su defecto el 60% o el 75% (durante el primer y segundo año respectivamente) del salario fijado para cualquier otro trabajador del mismo puesto de trabajo. En ningún caso el salario será inferior al salario mínimo interprofesional. En el caso de trabajadores contratados a tiempo parcial, el salario se reducirá en función de la jornada pactada

El periodo de prueba será el que establezca el convenio colectivo y en su defecto, no podrá ser superior a 1 mes para los titulados de grado medio, ni de 2 meses para los de grado superior.

Últimas noticias