Lo que hay que hacer para ahorrar en el próximo cierre fiscal

Se aproxima el final del año y con ello también se acerca el momento de preparar el cierre fiscal del ejercicio.

Las decisiones que podamos adoptar en estas últimas semanas del año pueden tener consecuencias económicas importantes en lo que a la cuantía de la factura fiscal de nuestra actividad empresarial o profesional se refiere.

En tal sentido, tendremos que adelantar o retrasar decisiones en función de su efecto fiscal. Para ello habrá que conocer los cambios producidos en el ejercicio actual y los previstos para el ejercicio siguiente.

Compensación de bases imponibles negativas de ejercicios anteriores

Si actuamos como sociedad mercantil o cooperativa, es recomendable tener en cuenta las disposiciones de la normativa fiscal en lo que refiere a la integración y compensación de pérdidas económicas de los últimos ejercicios fiscales. Si estimamos que en el presente año vamos a cerrar el ejercicio con beneficios, la normativa prevé dentro de unos límites compensar el beneficio de este año con las pérdidas de los ejercicios anteriores. La misma recomendación es también extensible cuando desarrollamos la actividad como personas físicas.

Dos tipos de base imponible en el IRPF: la base imponible general y la base imponible del ahorro

Si actuamos como empresarios individuales (trabajador autónomo o profesional persona física), hay que recordar que la base imponible del IRPF se divide en dos grandes bloques: la base imponible general y la base imponible del ahorro.

La base imponible general la componen los rendimientos del trabajo, los provenientes del capital inmobiliario (a excepción de los alquileres de viviendas que se integran en la base imponible del ahorro), y los rendimientos de actividades económicas (que son los que provienen de nuestra actividad como trabajadores autónomos y profesionales). Los rendimientos de la base imponible general tributarán al tipo general del gravamen, al que se aplica una escala progresiva que va desde un 23% hasta un 49%.

Mientras que la base imponible del ahorro la integran los rendimientos del capital mobiliario provenientes de rentas financieras, como los rendimientos de cuentas y depósitos bancarios, los dividendos de acciones, letras o bonos. También se imputan en esta base del ahorro el cobro de las indemnizaciones o primas de contratos de seguro, los rendimientos que proceden de los alquileres de viviendas y las ganancias y pérdidas patrimoniales por transmisiones de elementos patrimoniales (ventas de inmuebles, permutas, donaciones). A los rendimientos de esta base se le aplica una escala progresiva que está entre el 20% y el 25%.

Amortizaciones y otras cuestiones a tener en cuenta en el cierre fiscal

En general, resulta conveniente revisar las amortizaciones realizadas en nuestra empresa. En este sentido, recomendamos cotejar los métodos y los porcentajes de amortización aplicados en la contabilidad, para ver si son admitidos por la normativa fiscal o si cabe la posibilidad de aprovechar al máximo este gasto para rebajar la base imponible del impuesto.

Al mismo tiempo, y para que no haya problemas a la hora de ajustar saldos, es necesario comprobar que todos los gastos e ingresos estén convenientemente justificados.

También, debemos analizar y revisar el resultado contable y las posibles diferencias una vez aplicado el criterio fiscal, para así poder realizar los oportunos ajustes. Como siempre se recuerda, no es lo mismo el resultado contable que el fiscal.

Por otro lado, hay que valorar la posibilidad de aplicar alguna deducción o reducción que permita rebajar la carga fiscal. En este sentido, hasta el 31 de diciembre hay posibilidad de hacer aportaciones a las EPSVs, a los planes de pensiones y a los planes de previsión asegurados.

Como recomendación final, y como siempre destacamos, es fundamental estar al día de las novedades fiscales que puedan afectarnos, por lo que será relevante conocer el alcance de las últimas modificaciones tributarias y estar al tanto de los cambios fiscales previstos para el próximo ejercicio.

Este año, al igual que lo venimos haciendo en los últimos años, hemos organizado distintos seminarios gratuitos para nuestros clientes PRO en los que se abordarán los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de preparar el próximo cierre fiscal y contable. En este enlace podrás consultar el temario, las fechas y los lugares de impartición, y también inscribirte. Recuerda que las plazas son limitadas y que, dadas las limitaciones de aforo, sólo se admite una inscripción por empresa en el caso de las sesiones de Bilbao y Donostia.

En caso de querer realizar una pregunta personalizada sobre tu empresa puedes hacerla en nuestro teléfono gratuito 900 100 240 o bien directamente enviarnos tu consulta a la siguiente dirección de correo electrónico consultas@consulting-pro.org

[PINCHA AQUÍ PARA VER TODOS LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS]

Últimas noticias