¿ES OBLIGATORIO QUE LA EMPRESA REGISTRE LA JORNADA DE TODOS LOS TRABAJADORES?

[ACTUALIZACIÓN A 5 DE ABRIL: EL TRIBUNAL SUPREMO ESTABLECE QUE LAS EMPRESAS NO ESTÁN OBLIGADAS A LLEVAR UN REGISTRO DE LA JORNADA DIARIO DE LA PLANTILLA]

La Inspección de Trabajo ha endurecido los controles sobre las horas que se trabajan en una jornada, exigiendo a las empresas con personal contratado un registro diario, independientemente de que sean trabajadores a jornada completa o parcial y estableciendo importantes sanciones a las que no lo cumplen.

Así, por un lado, el Real Decreto-ley 16/2013, de 20 de diciembre, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores impone a las empresas la obligación de “realizar un registro de la jornada de los trabajadores a tiempo parcial”.  Por otro lado, el Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 35.5 exige el registro diario de la jornada del trabajador para el cómputo de las horas extraordinarias, pero no hace referencia a las horas complementarias, las que se producen en los contratos a tiempo parcial.

Mayor control sobre la jornada laboral, las horas extra y los falsos contratos a tiempo parcial

Dentro de sus planes de actuación, en 2016 la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) ha intensificado la vigilancia y control de las horas extraordinarias, a través de la Instrucción 3/2016 de marzo (ver aquí), complementando otras anteriores, que hacían hincapié sobre el control de la contratación a tiempo parcial. El resultado de todo ello es que, a efectos prácticos, la Inspección exige a las empresas registrar la jornada laboral de todos y cada uno de los trabajadores, independientemente del tipo de contrato y tanto si se hacen horas extra o no.

En paralelo a esto, se han ido produciendo diversas demandas en los juzgados de lo Social, los cuales, a raíz de varias sentencias que viene dictando la Audiencia Nacional, exigen a los empleadores el registro efectivo y diario de las horas que trabajan los empleados.

Registro de la jornada diaria

Visto lo anterior, se ha intensificado la obligación de que todas las horas trabajadas, dentro de la jornada laboral o no, deben estar registradas, aplicándose a cualquier tipo de empresa, sector o número de trabajadores.

El formato de ese registro debe recoger, como mínimo:

  • Las horas de entrada y salida del trabajador a diario
  • El número total de horas diarias trabajadas a diario

[DESCARGAR MODELO DE REGISTRO DE JORNADA DIARIA]

Este registro debe estar en cada centro de trabajo y estar disponible para consulta o su requerimiento por la Inspección. Además, cada trabajador debe recibir una copia del mismo y la empresa por ley está obligada a guardar esos registros durante 4 años.  El registro se puede realizar por medios electrónicos, siempre que se asegure que no es posible modificarlo posteriormente, o en papel, en cuyo caso deberá llevar la firma de cada trabajador.

Las consecuencias de no llevar este registro en el caso de los trabajadores a tiempo parcial, será la presunción de que el contrato está realizado a tiempo completo, así como la posibilidad de ser sancionados por la inspección de trabajo por cuantías que van desde los 626 a los 6.250€.  Además de cotizar por esa diferencia con una retroactividad de 4 años más el 20% de recargo y sanción de seguridad social (aparte de la inspección) que puede ser entre el 50 y el 100% de las cuotas que no se hayan cotizado.

Diferencia entre horas extra y horas complementarias

La legislación identifica como horas extraordinarias aquellas que se realizan fuera de la jornada laboral establecida en el contrato a jornada completa. Estas son voluntarias y tienen que ser y cotizar a la seguridad social.

Si no se pagan, existe la posibilidad de que se puedan compensar con descansos equivalentes al tiempo extra trabajado (si no hay un acuerdo entre el trabajador y la empresa respecto a esto, la ley dice que las horas hechas fuera del horario legal, hay que compensarlas de esta forma, durante los cuatro siguientes meses). Existe un límite de horas extraordinarias: no se pueden realizar más de 80 al año (sin contar las compensadas por descanso o realizadas por causa de fuerza mayor).

A veces, la empresa ante situaciones imprevistas o por emergencias, puede pedir a un empleado que trabaje fuera del horario pactado por un caso de “fuerza mayor”. En ese caso, aquel no se podrá negar y esas horas no cuentan dentro del cómputo de las 80 anuales, aunque se deben pagar como extraordinarias.

Por otro lado, en los contratos a tiempo parcial no existen las horas extraordinarias como tal, sino que se denominan como horas complementarias, las cuales tienen que ser pactadas previamente entre trabajador y empresa. Estas horas complementarias junto a las ordinarias nunca pueden sumar una jornada laboral completa.

Últimas noticias