Google AdWords: cómo anunciarse en Google

Google AdWords es el nombre del servicio que utiliza el buscador Google para ofrecer espacios publicitarios a potenciales anunciantes, interesados en aparecer de manera destacada en el mismo. Se trata de anuncios que se muestran de forma relevante en los resultados de búsqueda del usuario. De esta forma, nuestros anuncios serán vistos por un público que está interesado en lo que ofrecemos, ya que ha realizado una búsqueda sobre ello.

Los anuncios patrocinados de AdWords son textos que aparecen simultáneamente a los resultados de búsquedas naturales u orgánicas. En la zona superior y final de la página de resultados, suelen tener un texto con la palabra “Anuncio” con fondo amarillo junto a la URL visible (en verde), o la palabra “Anuncios”. A esta zona se le denomina Red de Búsqueda.

Diferencia entre Google AdWords y Google AdSense

Google tiene otra forma de publicidad, denominada Google AdSense. En este caso, la publicidad se ubica en páginas web de terceros, en vez de en la propia página de Google y Google comparte los ingresos de este tipo de publicidad con los propietarios de dichas páginas web. En este caso, los anuncios son más flexibles que los anuncios de texto de Google AdWords, ya que en Google AdSense entre los tipos de anuncios se incluyen imágenes, banners dinámicos, vídeos o texto.

Coste de publicitarse en Google

Google cobra al anunciante sólo por cada clic que se realiza sobre su anuncio. Con el concepto de pago por clic (CPC, coste por clic) los anunciantes pagan a Google por cada clic que un usuario realiza en su anuncio. El precio de cada clic no es fijo, sino que se establece mediante subasta y nivel de calidad. Por tanto, depende de la oferta y la demanda, pero también de otros factores que determinan la calidad y relevancia de ese anuncio.

Que un anuncio tenga un nivel de calidad alto (y por ello aparezcan antes incluso que el de otro anunciante que ha pagado más) significa que lo que busca el usuario (el término de búsqueda que introduce en el buscador de Google) está muy relacionado con la palabra clave por la que puja el anunciante y también muy relacionado con el anuncio y la página de destino (la web a donde le dirige el link del anuncio) que tiene el anunciante. Las páginas de destino con puntuaciones más altas normalmente están bien organizadas y tienen texto que se relaciona con los términos de búsqueda de un usuario.

El propósito de Google es que la persona que busque algo, obtenga en los resultados de pago tan buen resultado a sus búsquedas como en los resultados orgánicos.

Para limitar el coste que puede suponer llevar a cabo una campaña utilizando Google AdWords, el anunciante también especifica el importe máximo que está dispuesto a pagar por cada clic de una determinada palabra, ya que no todas las palabras tienen el mismo precio. Así, se puede pagar desde unos céntimos de euro por cada clic hasta varios euros, en función del número de anunciantes interesados que haya en una misma palabra, aunque lo más habitual es que se sitúe entre los 0,2 y los 0,9 euros por clic.

Cuando y cómo usar Google AdWords

Como en todas las acciones de marketing, es importante que sepas cuándo y cómo usar Google AdWords para maximizar el retorno de tu inversión.

Los anuncios de texto de Adwords son eficaces porque es el usuario quien busca la información, con lo que la probabilidad de éxito del impacto es mayor. Aun así, dependiendo del tipo de producto o servicios que vendas, la competencia por tus palabras clave puede ser enorme y necesitarás un presupuesto muy elevado para tener resultados relevantes, ya que el coste por clic en algunas palabras clave es bastante elevado, pero para otras muchas, el precio en mucho más asequible y Google AdWords puede ser una herramienta interesante para presupuestos de marketing reducidos.

Y en todo caso, recuerda que el precio no depende sólo de la competencia, sino también de cómo estén configuradas nuestras campañas. Un anuncio bien enfocado puede aparecer en posición 1 en Google pagando un CPC menor que otro que aparece en posición 2 porque el buscador considera que ese anuncio es más relevante para esa búsqueda. Es decir, no se logra el primer puesto sólo por pagar más, sino que el anuncio debe satisfacer la demanda del usuario, para lo que es necesario que el texto del anuncio se aproxime lo máximo posible a lo que buscaría un potencial comprador.

Si queremos crear y pujar por palabras clave eficaces, éstas deben estar formadas por 2 o 3 palabras máximo, por lo que deben ser específicas y estar directamente relacionadas con el texto del anuncio. De que seamos capaces de acertar con estas palabras clave dependerá en gran medida el éxito de nuestra campaña publicitaria en Google AdWords.

Para facilitar esta tarea, el propio Google AdWords cuenta con un planificador de palabras clave.

¿Cómo usar Google AdWords?

Tal y como ya te hemos comentado, aunque Google AdWords se basa en las pujas (lo que quieres pagar por clic en tu palabra clave), la posición de tu anuncio también viene determinada por la calidad del mismo y de la landing page o página web a la que apunta.

Lo primero que necesitas es abrir una cuenta en Google AdWords. Para ello, se necesita una dirección de correo electrónico y un sitio web para su empresa. Si no tiene sitio web, puede anunciarse con AdWords Express, una solución más sencilla de publicidad online de Google.

Para empezar a registrarse en AdWords, visita https://adwords.google.com y haga clic en el botón Empezar ahora.

Una vez creada tu cuenta, ya podrías empezar a crear campañas de publicidad y anuncios. En este video, puedes ver paso a paso, como configurarla.

Por último, en este enlace, Google te ofrece un manual donde te explica cómo hacer una campaña de la manera más efectiva posible.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas noticias