Declaración de la Renta 2015 en Navarra [2]: deducciones relacionadas con el fomento de las actividades económicas

1. Deducciones por inversión

En el caso de Navarra, es deducible un 10% de las inversiones que se realicen en elementos nuevos del inmovilizado material o de inversiones inmobiliarias afectos al desarrollo de la explotación económica del empresario o profesional sin que se consideren como tales los terrenos, por importe superior a 6.000 euros y que superen unas determinadas magnitudes preexistentes.

Esta deducción tiene un límite del 25% de la cuota líquida, salvo que se derive de inversiones efectuadas antes del inicio de la actividad por empresas de nueva creación.

Para determinadas actividades de carácter industrial y energético existe la posibilidad de acogerse al Régimen especial de deducción por inversiones, pudiendo el importe de la deducción llegar al 30% de la inversión realizada, sin verse afectada por el límite del 25% de la cuota límite que se aplica a las deducciones por inversión.

En el caso de las actividades más habituales de innovación tecnológica, es aplicable una deducción del 15% de los costes de:

  • Diseño industrial e ingeniería de procesos de producción, que incluirán la concepción y la elaboración de los planos, dibujos y soportes destinados a definir los elementos descriptivos, especificaciones técnicas, y características de funcionamiento necesarios para la fabricación, prueba, instalación y utilización de un producto, así como la elaboración de muestrarios textiles.
  • Adquisición de tecnología avanzada en forma de patentes, licencias, “know how” y diseños.
  • Obtención del certificado de cumplimiento de las normas de aseguramiento de la calidad de la serie ISO 9000, ISO 14000, GMP o similares, sin incluir aquellos gastos correspondientes a la implantación de dichas normas.

Las deducciones por la realización de actividades de innovación tecnológica no están sujetas al límite del 25% de la cuota líquida.

Beneficios fiscales por reducción de jornada e incremento de plantilla

Las empresas que por convenio colectivo acuerden reducir al menos un 10% las horas de trabajo incrementando, al mismo tiempo al menos un 10% la plantilla total y de indefinidos con el compromiso de mantenerlo durante los cinco años siguientes tendrán derecho a aplicarse el año de entrada en vigor del convenio y los cuatro siguientes los siguientes beneficios fiscales:

  • Libertad de amortización para el inmovilizado material existente y el de nueva adquisición.
  • Elevación al 25% del porcentaje de deducción por inversión en activos fijos materiales nuevos.
  • Incremento en un 25% de la deducción por creación de empleo.

Estos beneficios no son aplicables a las empresas de nueva creación.

2. Deducciones por creación de empleo

Con esta deducción se pretende promover el empleo estable, de ahí que sólo la contratación de trabajadores de forma indefinida dé derecho a practicar deducción. La creación de empleo mediante fórmulas de contratación temporal no da derecho a la misma.

La deducción total no podrá exceder de la que correspondería al número de personas-año de incremento del promedio de la plantilla total durante dicho ejercicio, cualquiera que fuese su forma de contratación.

Partiendo del requisito de que se ha producido incremento de la plantilla con contrato indefinido, nos podemos encontrar ante tres supuestos:

A. Incremento del promedio de la plantilla total correspondiente a 2015 con respecto a 2014

En el supuesto de incremento de la plantilla total, cuando el mismo provenga en todo o en parte del incremento de persona con contrato indefinido, el importe de la deducción será 5.000€ por persona-año con contrato de trabajo indefinido (6.800€, si discapacitado).

B. Mantenimiento del promedio de la plantilla total correspondiente a 2015 con respecto a 2014

En el supuesto de mantenerse la plantilla total, pero se incrementa el número de personas con contrato indefinido, el importe de la deducción será de 2.000€ por persona-año de incremento (3.200€, si discapacitado).

C. Disminución del promedio de la plantilla total correspondiente a 2015 con respecto a 2014

En el supuesto de que la plantilla total disminuya, pero se produzca un aumento de la plantilla con contrato indefinido que supere la disminución de la plantilla total, el importe de la deducción será de 2.000€ por cada persona-año que resulte de la diferencia positiva entre el incremento señalado y la reducción de la plantilla total (3.200€, si discapacitado).

Estas deducciones tienen un límite del 25% de la cuota líquida.

Últimas noticias