Cierre fiscal 2017: recomendaciones para reducir la factura fiscal

El final del año está a la vuelta de la esquina, quedan pocas semanas para su finalización y es conveniente en estos últimos días de 2017, preparar adecuadamente el cierre fiscal de nuestra actividad empresarial o profesional.

Es el momento en el que debemos revisar la fiscalidad y la contabilidad de nuestro negocio, con el objetivo de optimizar la factura fiscal con Hacienda.

A continuación, de forma resumida, presentamos las principales recomendaciones genéricas sobre esta cuestión:

Compensación del beneficio con las bases imponibles negativas de ejercicios anteriores

En primer lugar, en caso de desarrollar la actividad por medio de una sociedad mercantil o bien como sociedad cooperativa, habría que compensar las pérdidas económicas de los últimos ejercicios fiscales. La normativa tributaria permite compensar los beneficios con las pérdidas.

Si estimamos que en el presente año nuestra empresa va a obtener beneficios, la normativa prevé dentro de unos límites compensar las ganancias de este año con las pérdidas de los ejercicios anteriores. La misma recomendación es también extensible a las personas físicas que trabajan por cuenta propia.

Dos tipos de base imponible en el IRPF: base imponible general y la base imponible del ahorro

En cuanto a los autónomos o profesionales persona física, hay que recordar que la base imponible del IRPF se divide en dos partes: la base imponible general y la base imponible del ahorro.

La base imponible general la componen los rendimientos del trabajo, los provenientes del capital inmobiliario (a excepción de los alquileres de viviendas que se integran en la base imponible del ahorro), y los rendimientos de actividades económicas (que son los que provienen de nuestra actividad como trabajadores autónomos y profesionales). Los rendimientos de la base imponible general tributarán al tipo general del gravamen, al que se aplica una escala progresiva que va desde un 23% hasta un 49%.

Mientras que la base imponible del ahorro la integran los rendimientos del capital mobiliario provenientes de rentas financieras: rendimientos de cuentas y depósitos bancarios, dividendos de acciones, letras o bonos. También se imputan en esta base del ahorro el cobro de indemnizaciones o primas de contratos de seguro, rendimientos que proceden de los alquileres de viviendas y las ganancias y pérdidas patrimoniales por transmisiones de elementos patrimoniales (ventas de inmuebles, permutas, donaciones). A los rendimientos de esta base se le aplica una escala progresiva que está entre el 20% y el 25%.

Amortizaciones

A este respecto, resulta conveniente revisar las amortizaciones realizadas en nuestra empresa. En tal sentido, aconsejamos cotejar los métodos y los porcentajes de amortización aplicados en la contabilidad, para ver si son admitidos por la normativa fiscal o si cabe la posibilidad de aprovechar al máximo este gasto para rebajar la base imponible del impuesto.

Plan General Contable y ajustes fiscales: gastos deducibles

Es siempre aconsejable estudiar y revisar los criterios contables y las posibles diferencias con los criterios fiscales de la normativa del impuesto que corresponda, a fin de realizar los oportunos ajustes.

Deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación

En caso de haber sufrido un despido laboral durante este ejercicio, la indemnización recibida por el despido está exenta de tributación en la declaración de la renta, en la cuantía legal establecida por el Estatuto de los Trabajadores.

En caso de haber solicitado el pago único o capitalización del desempleo para la puesta en marcha de tu actividad empresarial, el dinero recibido también queda exento de tributación en la renta.

Si hemos invertido en una nueva empresa (que no supere los tres años de vida) es posible deducir en la declaración de la renta un 20% del dinero invertido, hasta los límites indicados en la normativa foral correspondiente.

Planes de pensiones

Las aportaciones que se hagan a los planes de pensiones y a las EPSVs reducen la base imponible. Hasta el 31 de diciembre hay posibilidad de hacer aportaciones a las EPSVs, a los planes de pensiones y a los planes de previsión asegurados.

Próximo seminario de Consulting-Pro

Por último, y como siempre destacamos, es fundamental estar al día de los aspectos fiscales que puedan afectarnos. Es conveniente conocer el alcance de las modificaciones tributarias y estar al tanto de si hay cambios fiscales previstos para el próximo ejercicio, de cara a tomar decisiones adecuadas para nuestro negocio.

Este año, al igual que lo venimos haciendo en los últimos años, hemos organizado un seminario gratuito para nuestros clientes PRO en los que se abordarán (este año junto a las principales medidas de la nueva Ley de Autónomos) los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de preparar el próximo cierre fiscal en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas.

Desde nuestra página Web  podrás consultar las fechas, el horario y los lugares de impartición.

En caso de querer realizar una pregunta personalizada sobre tu empresa puedes hacerla en nuestro teléfono gratuito 900 100 240 o bien directamente enviarnos tu consulta a la siguiente dirección de correo electrónico consultas@consulting-pro.org

Últimas noticias