Autónomo y trabajador por cuenta ajena al mismo tiempo: ¿es posible?

La posibilidad de compaginar el trabajo por cuenta propia (autónomo) con el trabajo por cuenta ajena (asalariado) está contemplada en la legislación vigente. Dicha situación se denomina pluriactividad.

Un ejemplo práctico de estos supuestos sería el de aquellos profesionales médicos que trabajan en la sanidad pública y que, al mismo tiempo, fuera de su jornada laboral, atienden en sus propias consultas privadas.

Y se da también en todos aquellos casos en los que un trabajador asalariado, decide poner en marcha su propio negocio.

En los tiempos actuales, la pluriactividad de los trabajadores es una práctica cada vez más habitual. Entre otras razones, por los cada vez mayores casos de contratación a tiempo parcial. También por los magros salarios que se están ofreciendo.

Desde el punto de vista de la Seguridad Social, la situación de pluriactividad del trabajador autónomo obliga a que cotice tanto en el Régimen General de la Seguridad Social (por estar asalariado) y, simultáneamente, está obligado a darse de alta en actividades económicas en Hacienda y a cotizar en la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) o, en su caso, en un régimen alternativo.

En estos casos, si la suma de las cotizaciones pagadas como trabajador por cuenta ajena y como trabajador autónomo son iguales o superiores a 12.368 euros anuales, la Seguridad Social queda obliga a devolver de forma automática los excesos de cotización.

Bonificaciones en las cuotas de los trabajadores autónomos en situación de pluriactividad

Mediante la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, se regulan una serie de medidas a fin de estimular el mercado de trabajo de los trabajadores autónomos.

En lo que refiere a los casos de pluriactividad, las bonificaciones previstas se concretan en una reducción de las bases de cotización, según cada caso.

Los trabajadores que causen alta por primera vez en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia (RETA) y que con motivo de la misma inicien una situación de pluriactividad, podrán optar por una reducción/bonificación del 50% de la base mínima durante los primeros 18 meses, y del 75% durante los siguientes 18 meses. Dichas bonificaciones/reducciones podrá aplicarse cuando la jornada laboral sea a jornada completa.

Cuando el contrato de trabajo sea a media jornada, se podrá optar por una base del 75% de la base mínima durante los primeros 18 meses y del 85% los 18 meses siguientes.

Las bonificaciones por “pluriactividad” se deben solicitar en el momento de darse de alta como autónomo en la Seguridad Social.

Por otro lado, debe tenerse en cuenta que estas bonificaciones por pluriactividad son incompatibles con cualquier otra bonificación/reducción establecida como medida de fomento del empleo autónomo. Por ejemplo, con la llamada tarifa plana de los 50 euros para nuevos autónomos. En tal situación, el trabajador autónomo deberá elegir por una de ambas bonificaciones.

Aspectos tributarios de la pluriactividad

Por último, indicar que las obligaciones fiscales de los autónomos que están en régimen de pluriactividad se concretan en la presentación del impuesto de la renta, tanto el IRPF normal por los rendimientos del trabajo asalariado, como la obligación de declarar las rentas obtenidas por los rendimientos económicos de la actividad como autónomo.

Por otro lado, según los casos, deberá el trabajador autónomo autoliquidar el IVA trimestral y el anual. En relación a este gravamen, deberá tenerse en cuenta que únicamente se podrá deducir el IVA soportado de aquello que tenga que ver con la actividad como trabajador autónomo.

Últimas noticias